Con un acto conmemorativo la Alcaldía de Managua rindió homenaje a las víctimas del terremoto ocurrido el 31 de marzo de 1931, cuando se celebraba la Semana Santa y que destruyó el centro de la capital dejando destrucción y centenares de fallecidos.

A 88 años del fatídico sismo de magnitud 5.6 grados en la escala de Ritcher, las autoridades municipales junto a sobrevivientes del terremoto, familiares de víctimas y trabajadores de la Alcaldía, recordaron ese momento triste de la historia de Nicaragua.

La alcaldesa Reyna Rueda y el vicealcalde Enrique Armas colocaron ofrendas florales en el monumento dedicado a las víctimas del terremoto, ubicado contiguo al Polideportivo Alexis Arguello.

TERREMOTO1

Rueda manifestó que los nicaragüenses son fuertes y saben levantarse de las diferentes etapas difíciles por las cuales han pasado y este evento natural quizás no ayudó mucho a salvar vidas, la infraestructura era construida de taquezal y con mucha facilidad cayeron.

“Sin embargo nos queda de experiencia cada uno de estos eventos o eventualidades para irnos organizando, irnos levantando, fortaleciendo. Y en las dificultades nos volvemos más fuertes, innovadores, creadores”, dijo la alcaldesa.

TERREMOTO1

Actualmente, con el gobierno que encabeza el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, se han superado muchos eventos por ese interés en el asesoramiento a las familias para construir.

“Parte de nuestro trabajo, como equipo de la Alcaldía es esa, estar supervisando y estar al tanto de lo que sucede a nuestro alrededor y con nuestras familias”, apuntó Rueda.

“La responsabilidad actual que tenemos nosotros como gobierno, es acompañar a las familias en estos momentos difíciles, en cada uno de los eventos. En estas eventualidades que corren peligro sus vidas”, agregó.

TERREMOTO1

Por su parte, el compañero Enrique Armas, expresó que “hoy con el gobierno del comandante Daniel, con el gobierno de la compañera Rosario, con nuestras instituciones, siempre estamos de la mejor manera coordinados para enfrentar este tipo de situaciones y para enfrentar inundaciones, para enfrentar desastres naturales, para enfrentar huracanes, para enfrentar temblores, para enfrentar terremotos, para enfrentar erupciones”.

Doña María del Carmen Reyes Arteaga (104 años) y Matilde Sobalvarro (98) son dos sobrevivientes que estuvieron presentes en el acto. Ambas eran unas niñas cuando sucedió el sismo, pero recuerdan el momento que se registró y como quedaron destruidas las casas donde vivían con sus familias.

“Yo vivía de la iglesia del calvario una al lago, media abajo, en una colonia y cuando yo me desperté era solo piedras y pegué gritos. La cama tenía un respaldar, si no hubiera sido eso quizás la pared me hubiera matado… Y vivimos para la honra y gloria del Señor, porque murió bastante gente y aquí estamos contando el cuento”, relató doña María del Carmen.

TERREMOTO1

Igualmente, doña Matilde relató que para el terremoto de 1931 ella tenía 10 años. “Yo recuerdo que nos cayó una pared. Quedamos varias personas mayores y nosotros los niños y de ahí nos sacaron y nos llevaron a un albergue en un patio vacío”, expresó.

El grupo Cara o Sol deleitó a los asistentes con su obra teatral denominada “Plantados como árboles”, llevando el mensaje de la importancia de estar organizados ante la ocurrencia de desastres naturales. Además, la Banda Municipal de la Alcaldía de Managua interpretó varios temas musicales de la época como “Managua Nicaragua”.

TERREMOTO1

 

 TERREMOTO1