Un emotivo homenaje de amor y de compromiso para seguir defendiendo cada una de las victorias logradas por el pueblo, fue parte de lo vivido en el acto central del 36 aniversario de la gesta de San José de las Mulas, que se realizó en el cementerio oriental de Managua, última morada de cada uno de los 23 jóvenes que con su sangre abonaron para tener una Nicaragua Libre y Soberana.

Al acto participaron las madres de estos héroes y mártires, sus familiares, combatientes sobrevivientes y la Juventud Sandinista 19 de julio, que colocaron ofrendas florales para patentizar que siempre están activados para defender la Revolución Popular Sandinista, promoviendo y participando en cada uno de los programas de restitución de derechos.

El padre Antonio Castro, párroco de la iglesia La Merced, dio la bendición a este tributo, recordando que los jóvenes de San José de las Mulas, son el ejemplo infinito de amor por el prójimo, pues todos participaban de la cruzada nacional de alfabetización, en los cortes de café, labores que formaban parte de los programas de la revolución.

js

“El corazón de todos nosotros está en ese tesoro que estos chavalos de San José de las Mulas nos heredaron y que nos dejaron a cada uno de nosotros. Por eso hoy es una tarde muy especial porque aquí están las madres que supieron escuchar la palabra de Dios, para transmitir los valores a sus hijos, valores humanos, valores espirituales, valores cristianos, esos valores los transmitieron y ellos fueron consecuentes, coherentes con esos valores que ustedes como madre sembraron”, dijo Castro.

El líder espiritual recordó al padre Theo Klomberg, un hombre de Dios, que siempre estuvo acompañando a las madres de estos jóvenes revolucionarios y cuando falleció, lo único que pidió, fue ser enterrado donde se encuentran los 23 héroes y mártires de San José de las Mulas.

js

“Quiero dar las gracias a Dios por recibir a estos hijos nuestros, incluso ahí están con su papá, el padre Theo Klomberg, que acompañó tanto a las madres, tanto en las montañas, en los barrios y en las diversas actividades de alfabetización, de tantos beneficios sociales y sus deseos desde antes de fallecer era quedarse en Nicaragua con los jóvenes de San José de las Mulas, aquí lo tenemos”, dijo Castro al recordar la voluntad del religioso chileno.

Jamileth Gradiz, secretaria política del FSLN en el Distrito IV, manifestó que la lucha de cada joven, era por la paz, por el progreso, por la seguridad ciudadana y por cada programa de restitución de derechos.

js

“San José de las Mulas es una fecha para conmemorar, para rendir homenaje, porque ellos no están muertos, están vivos en nuestros corazones, están vivos en la defensa de la paz, están vivos en la construcción de un modelo que avanza y ratifica la voluntad del pueblo presidente que trabaja y se levanta todos los días para servir a nuestro pueblo”, señaló Milton Ruiz, coordinador de la Juventud Sandinista 19 de Julio.

js

La conmemoración fue ambientada con la misa campesina y se colocaron florales en el monumento de San José de las Mulas, que estaba con banderas del FSLN.