La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) dio a conocer este viernes los avances en un proyecto de reforestación que lleva a cabo en una fuente hídrica ubicada a 40 kilómetros de Bilwi.

El ingeniero Reynaldo Castaño, gerente de operaciones de Enacal, informó que el proyecto forma parte del componente de agua y seguimiento que la empresa lleva a cabo a través del Programa Integral de Agua y Saneamiento Humano (Pisash).

Dijo que este programa se enmarca dentro de la restitución del derecho al agua que impulsa el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Recordó el gerente los avances históricos en el Pisash que en el país nunca se habían obtenido y donde se incluyen también los avances en el alcantarillado sanitario.

Precisó que el Pisash tiene 4 componentes que Enacal ha venido desarrollando entre los que el ambiental “es sumamente importante”.

Dijo que con respecto al Pisash la empresa distribuidora del vital líquido estableció un convenio institucional con el Instituto Nacional Forestal (Inafor) para poder llevar a cabo una reforestación en la cuenca del Río Likos,

Ese río es la fuente principal de abastecimiento de agua potable para la ciudad de Bilwi donde el abastecimiento del vital líquido era casi nulo ya que a esa urbe la abandonaron las administraciones neoliberales.

Una vez que el comandante Daniel Ortega retomó el gobierno en el 2007 se comenzó a trabajar en proyectos y “empezamos a realizar estudios de investigación de las fuentes hídricas tanto subterráneas como superficiales”.

A pesar que la región norte de la Costa Atlántica tiene altas precipitaciones, la disponibilidad de aguas subterráneas es bastante baja, “lo que nos obligó a estudiar las fuentes hídricas superficiales”.

“Esto nos llevó a encontrar un sitio ubicado a unos 40 kilómetros de Bilwi y esto convierte al proyecto de agua potable en esa ciudad uno de los proyectos más grandes que tenemos como Enacal”, dijo.

Evidentemente, la cuenca del referido rio requiere de cierta atención “de la cual nosotros como Enacal hemos venido estableciendo como punto de agenda en todas las reuniones”.

En este esfuerzo “enmarcamos un proyecto con el Inafor para establecer una reforestación en esa cuenca y así se creó un monto donado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 5 millones de córdobas en el cual se pretende reforestar 50 hectáreas de la cuenca media del Río Likos”.

Enacal espera sembrar unas 50 mil plantas forestales y frutales “lo que nos va a permitir mitigar un poco la tasa de sedimentos provocados por la erosión que causan las precipitaciones sobre el suelo”.

La reforestación también contribuirá a la captura de dióxido de carbono que es uno de los elementos principales que origina el cambio climático.

Además “contribuimos reduciendo el uso energético y consecuentemente aseguramos un proyecto que vale más de 3 mil millones de córdobas que va a beneficiar a 16 mil
700 familias no solo de Bilwi, sino de 6 comunidades”.

Proyecto hídrico en Dipilto

El funcionario de Enacal también informó sobre otro proyecto con la cooperación suiza en Dipilto que es un programa de gestión comunitaria en la cuenca del rio del mismo nombre.

En esa cuenca “pretendemos obras de retención de sedimentos. Esta cuenca es la fuente principal de abastecimiento de la ciudad de Ocotal y Dipilto, son aguas superficiales de un rio que producto de la deforestación ha venido acarreando sedimentos y eso complica buena parte de los sistemas”, dijo.

Para esa localidad del norte de Nicaragua Enacal inició un proyecto con el Cosude en alianza con el Marena e Ineter para poder realizar un programa de gestión hídrica en la cuenca y así garantizar de futuro la fuente única para esa ciudad.

Ahí también se llevaron a cabo obras de retención, se reforestaron laderas con el único objetivo de mejorar la calidad del agua y “restituir ese derecho como lo hemos venido haciendo a lo largo del país”, puntualizó el funcionario.