El cultivo de pargo lunarejo en jaulas flotantes se ha convertido en los últimos años en una iniciativa ambiental y económica en Nicaragua promovida por nuestro buen Gobierno, para fomentar el cuido de los ecosistemas marinos y crear alternativas económicas.

En ese sentido, familias y pescadores artesanales organizados en cooperativas de Salinas Grandes y la Paz-Centro sostuvieron un encuentro con el fin de conocer las experiencias de trabajo con jaulas flotantes.

Esta es una iniciativa del Buen Gobierno, a través del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) con el apoyo de las Alcaldías municipales, UNAN‑León, organizaciones ambientalistas Líder y Amigos de la Tierra.

MARENA3

En el Pacífico de nuestro país se encuentra el Estero Padre Ramos en el departamento de Chinandega e Isla Juan Venado en León, en donde miles de familias se dedican al cultivo de pargos lunarejos, siendo alternativas económicas amigables con el medio ambiente; fortaleciendo así los valores de amor, cuido y respeto por la Madre Tierra.