El diputado Wálmaro Gutiérrez presentó ante el plenario de la Asamblea Nacional una sistematización de los resultados y las experiencias adquiridas durante la participación de una delegación de diputados nicaragüenses en el Seminario Parlamentario desarrollado en la República Popular China.

Gutiérrez en su intervención señaló que el seminario contó con la presencia de diferentes delegaciones parlamentarias de Centro América y el Caribe logrando establecer un intercambio fraterno entre los anfitriones y las delegaciones de El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá y República Dominicana.

“Las relaciones de Nicaragua con la República Popular China son de larguísima data especialmente las relaciones entre el partido Frente Sandinista y el Partido Comunista de China, décadas que unen a través de una profunda afinidad e identificación política e ideológica y una hermandad histórica entre ambos partidos. Esta es una relación de carácter estratégico que está fundamentada en tres grandes pilares, la cooperación solidaria, la cooperación a través del comercio e inversiones y el desarrollo y fomento de la cooperación a través de proyectos de desarrollo estratégico a realizarse en territorio nicaragüense”, expresó.

Asimismo, el parlamentario mencionó algunos de los aportes de China al pueblo nicaragüense como la donación de vacunas contra el Covid-19, donación de insumos médicos, así como se refirió a la aprobación de un fondo de ayuda para Nicaragua por un monto de 1 mil millones de yuanes, permitiéndole al país desarrollar un programa nacional de viviendas destinadas a las familias nicaragüenses.

“Se han impulsado propuestas como la construcción de la planta de energía térmica de San Benito donde se proyectan aproximadamente 180 megavatios y el suministro gratuito de autobuses, recordemos que hasta ahora hemos recibido un poco más de 750 buses de un aproximada de 1 mil 200 buses que se pretenden recibir en esta primera etapa, entre el 2024 y 2025”, añadió.

“El gobierno marca las pautas y establece un periodo entre el 2025 y el 2027 de cooperación entre China y Nicaragua, ahí se va a impulsar el segundo programa nacional de viviendas 'Nuevas Victorias', la segunda etapa de la planta térmica San Benito, más suministro de autobuses, construcción de calles para el pueblo y la construcción de un hospital de referencia regional en el municipio de Diriamba, departamento de Carazo”, manifestó.

En cuanto a la cooperación a través del comercio e inversiones, el Gobierno de Nicaragua promueve activamente la participación de empresas y empresarios chinos en el desarrollo del país, a quienes se les han garantizado las condiciones necesarias para su establecimiento.

“En menos de un año del restablecimiento de las relaciones entre China y Nicaragua, nuestro país tuvo la oportunidad de aprobar en esta asamblea el Tratado Comercial de Cosecha Temprana que sentó las pautas para que en menos de un año estuviéramos con un Tratado de Libre Comercio con la primer potencia económica a nivel mundial como es la hermana República Popular China, brindando ventajas y facilidades a nuestro gobierno, empresarios, inversionistas y atención privilegiada a empresarios del pueblo chino porque nuestras intenciones apuntan a que China pueda convertirse en el mediano plazo en el primer socio comercial de Nicaragua”, expresó.