Melvin Ugarte, coordinador del Movimiento Ambientalista Guardabarranco en Rivas, compartió en la Revista En Vivo de Canal 4 que esta organización se dedica a promover la sostenibilidad ambiental siguiendo las directrices del Buen Gobierno Sandinista. Se enfocan especialmente en inculcar prácticas ecológicas en las instituciones educativas de la región.

En el mes de mayo, mes bendito que marca el inicio del invierno, se lanzará la campaña de reforestación denominada “Verde que te quiero verde”. El objetivo en Rivas es plantar 1 millón 180 mil árboles, en un esfuerzo conjunto con varias entidades gubernamentales como MARENA, INAFOR, la Policía Nacional, MINED y el Ejército de Nicaragua.

Cuenta Melvin que el proyecto Escuelas Verdes, una iniciativa del gobierno, busca educar a los jóvenes sobre la importancia de proteger el medio ambiente. Este proyecto no solo premia a las escuelas participantes, sino que también promueve la adopción de hábitos sostenibles entre los estudiantes.

Las actividades de Escuelas Verdes incluyen campañas de sensibilización, jornadas de limpieza, reciclaje, creación de huertos escolares y murales. "El propósito es que cada escuela mejore su entorno y contribuya positivamente al medio ambiente", subrayó.

En el ámbito de las Escuelas Verdes, se trabaja en la ornamentación de jardines y en la plantación de cítricos como limones y naranjas para el autoconsumo de los estudiantes. Además, en Rivas, conocida como la ciudad de los mangos, se llevan a cabo jornadas de reforestación con mangos, una especie nativa emblemática de la región.

Informó que el Movimiento Guardabarranco está organizado territorialmente en 10 municipios de Rivas, con coordinadores que replican los mismos ejes de trabajo en sus respectivas localidades.

Una escuela emblemática de las Escuelas Verdes es el Instituto Nacional de Potosí, que ha destacado en el concurso desde su inicio en 2020, año en que ganó el primer lugar, convirtiéndose en la escuela más verde de Nicaragua.

Para este año 2024, Melvin Ugarte mencionó que están colaborando con el Instituto Nacional Rosendo López, situado en el municipio de Rivas, para continuar con estas importantes iniciativas ambientales.

Melvin Ugarte, coordinador del Movimiento Ambientalista Guardabarranco en Rivas, destacó la participación de la Universidad Nacional Politécnica (UNP) y la Universidad Internacional Antonio de Valdivieso (UNIAV-Rivas) en el concurso de universidades verdes. La UNIAV-Rivas obtuvo el primer lugar en la categoría Bosawas en la primera edición del concurso.

El concurso se organiza por categorías, permitiendo la participación de universidades con distintos niveles de espacios verdes y especializaciones académicas. La competencia más intensa se da entre la Universidad Agraria y la UNIAV-Rivas.

En Rivas, conocida como la ciudad de los mangos, predominan especies como el madroño, guanacaste y laurel, además de cultivos de plátano y papaya, un departamento donde la iniciativa de las escuelas verdes ha sido bien recibida, y es gratificante compartir su mensaje con los niños.

También se refirió al concurso Reina de La Madre Tierra que busca incentivar a las jóvenes a interesarse por el modelaje y la reutilización creativa de materiales desechados, como plástico y papel, para la confección de trajes.

Ugarte resaltó este hecho como un cambio en la conciencia ambiental tanto en la juventud como en los productores. Puso de ejemplo que en Belén, se protegen 612 hectáreas de bosque en un proyecto de servicios ambientales que involucra a 112 productores y está ubicado en la subcuenca del Río Gil González.

En este sentido, dijo que los productores están adoptando prácticas agrícolas más sostenibles, enfocándose en métodos orgánicos en lugar de químicos.

Otro tema importante en la zona son las tortugas. Informó que entre junio y enero, el Refugio de Vida Silvestre La Flor recibe la llegada masiva de tortugas, con más de 120 mil ejemplares arribando en el período 2023-2024, lo que representa una oportunidad turística para el municipio.

Ugarte también mencionó el turismo comunitario en zonas menos concurridas, destacando que Rivas ofrece sol, playa y turismo verde, incluyendo la Isla de Ometepe.

Finalmente, destacó que el turismo está en auge gracias a la nueva carretera costanera, que está transformando positivamente la vida de los nicaragüenses.