Este miércoles 17 de abril, estuvieron en la Revista En Vivo del Canal 4, la doctora Martha Vargas, pediatra intensivista de la unidad de cuidados intensivos y cardiología del Hospital La Mascota, junto al doctor Cristhian Ramírez Lechado, jefe del servicio de cardiología de la misma institución.

La conversación giró en torno a las operaciones y cirugías cardíacas realizadas en niños en dicho hospital. También sobre la conclusión exitosa de la más reciente jornada, en colaboración con especialistas británicos, que ha impactado positivamente en la vida y perspectiva futura de las familias.

El doctor Cristhian Ramírez Lechado resaltó la importancia de estas intervenciones, considerando las cardiopatías congénitas como un problema global que genera alta mortalidad. Destacó el papel crucial de la cirugía en cambiar el curso de la enfermedad y brindar a los niños una mejor calidad de vida, permitiéndoles participar plenamente en actividades cotidianas y educativas.

Enfatizó que todas las cirugías realizadas fueron de alta complejidad, y subrayó la ventana de tiempo limitada para hacerlas, ya que su postergación podría llevar al fallecimiento.

Destacó el apoyo del Gobierno Sandinista en estas iniciativas, que benefician especialmente a niños de áreas remotas y con recursos económicos limitados.

Dijo que el éxito de estas intervenciones representa una gran satisfacción para el equipo médico, al ver la transformación de niños que antes se encontraban en estado crítico hacia una salud mejorada.

Para la doctora Martha Vargas, especialista en cuidados intensivos pediátricos y cardiología del Hospital La Mascota, es sumamente gratificante trabajar con niños afectados por enfermedades cardíacas. Su labor no solo mejora significativamente la calidad de vida de los pequeños pacientes, sino que también alivia el sufrimiento de sus familias. "Es transformador poder corregir una cardiopatía; los niños dicen que tienen un nuevo corazón. Esto es posible gracias a Dios, al esfuerzo conjunto del Ministerio de Salud, el Gobierno y nuestro trabajo en equipo con la brigada británica", expresa.

El doctor Ramírez Lechado señaló que el Ministerio de Salud cubre la totalidad de los insumos médicos, los cuales ascendieron a cuatro millones de córdobas en la reciente jornada. "Cada intervención quirúrgica requiere desde algodón hasta equipos especializados para mantener el corazón en funcionamiento durante la operación, lo que representa un alto costo que es asumido íntegramente por el Ministerio", explicó. Además, destacó la labor de un equipo de 43 profesionales, incluyendo personal médico del hospital y miembros de la brigada médica, que trabajaron incansablemente durante la jornada.

También resaltó la importancia de la red de servicios de salud del Buen Gobierno. Como ejemplo, mencionó el caso de una niña de Masaya que faltó a su cita quirúrgica. El hospital La Mascota reaccionó rápidamente, notificando al Silais de Masaya, quienes contactaron a la familia y lograron que la niña asistiera al hospital al día siguiente. Este incidente demuestra la eficacia de una red comunitaria bien establecida, sin la cual se habría perdido la oportunidad de tratar a la niña.

La doctora Vargas aclaró que aproximadamente el 90% de las cardiopatías pediátricas requieren una solución quirúrgica. Algunas de estas pueden ser tratadas sin necesidad de cirugía de corazón abierto, mientras que otras sí lo requieren. Dentro de las cirugías de corazón abierto, existen variaciones en la complejidad; algunas son menos complicadas que otras. Sin embargo, destacó la alta complejidad de las operaciones realizadas en colaboración con la brigada británica, como las efectuadas en cuatro niños con conexiones venosas pulmonares anómalas, las cuales son consideradas cirugías de alta prioridad y requieren un manejo intensivo postoperatorio.

En la Revista En Vivo se compartieron testimonios de madres cuyos hijos recibieron estas operaciones, expresando su gratitud hacia Dios, el Gobierno liderado por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, así como hacia el equipo médico. Resaltaron la notable mejora en la energía, vitalidad y calidad de vida de sus niños tras las intervenciones.

Un médico británico, participante en la reciente jornada médica, compartió su experiencia en su primera visita a Nicaragua. Afirmó que el país merece contar con programas cardiológicos robustos, dada la prevalencia de cardiopatías infantiles. “Como médicos, tenemos el deber de intervenir en estos casos”, señaló.

“Estoy encantado de colaborar en Nicaragua. A pesar de haber participado en misiones similares en Asia y África, me impresiona el compromiso y la dedicación del personal de salud nicaragüense hacia el bienestar infantil y su afán de aprendizaje para extender los beneficios a más niños”, expresó el especialista.

Por su parte, el Dr. Ramírez Lechado destacó que, mientras una cirugía cardíaca en un centro privado podría costar entre 20 y 30 mil dólares, el Ministerio de Salud de Nicaragua las ofrece sin costo. Resaltó además el compromiso del Gobierno de Nicaragua con la formación de médicos especialistas en el extranjero, quienes regresarán para fortalecer el equipo médico nacional.