Compartimos el comunicado emitido por la Conferencia Evangélica Pentecostés de las Asambleas de Dios de Nicaragua (CEPENAD).