Especialistas nicaragüenses y británicos realizaron jornadas de cirugías cardíacas en el Hospital La Mascota, con el objetivo de ayudar a niños con cardiopatías complejas, procedentes de diferentes partes del país.

El doctor Cristian Ramírez Lechado, cardiólogo infantil, dijo que estos niños tienen que ser operados en un período de tiempo, de lo contrario el pronóstico y la evolución es hacia el fallecimiento.

Ramírez informó que en abril han tenido dos jornadas de cirugías cardíacas y de cateterismo cardíaco: la primer cirugía la realizaron del 1 al 5 de abril; la segunda del 8 al 12 de abril.

En la primera brigada se realizaron 14 procedimientos de cateterismo cardíaco, diagnósticos y terapéuticos.

"Este beneficio es directamente a niños con problemas cardíacos, para mejorar la calidad de vida de ellos; sin esta cirugía no es posible que ellos tengan una calidad de vida", explicó.

En la segunda jornada se realizaron 10 cirugías cardíacas a corazón abierto complejas, con el apoyo de una brigada de Reino Unido que se llama Curando a Corazones Pequeños.

En esta segunda jornada se contó con el apoyo de dos cirujanos, dos enfermeras, dos intensivistas, entre otro personal médico británico, también participó personal nicaragüense.

Estas jornadas fueron posibles gracias al apoyo del Gobierno Sandinista, que brindó todo el suministro médico necesario, ya que muchos tienen altos costos.

"Cada cirugía de estas vienen costando alrededor de 30 mil dólares; cabe destacar que son cirugías completamente gratuitas y que benefician a niños de escasos recursos", resaltó el doctor Ramírez.

Isamar García, de la Cruz de Río Grande, le dio gracias a Dios, "porque tuvimos la oportunidad y el regalo que nos dio esta brigada de hacerle la cirugía al niño; para mí ha sido una gran alegría, porque mi hijo va a tener una vida más sana".

En tanto, Orelis Cordero manifestó que su niño fue beneficiado con una cirugía a corazón abierto, "nosotros muy contentos y agradecidos con todas las personas que hicieron posible que esto se diera, porque es una cirugía muy complicada y costosa".

Cordero le dio las gracias al Minsa, al equipo médico, a la brigada, al Gobierno Sandinista, por la cirugía gratuita que le hicieron a su hijo.