Cautivados por la tranquilidad, la seguridad y la paz de la que pueden disfrutar en Nicaragua, así se mostraron un grupo de turistas de otros países, que viajaron para pasar sus vacaciones en Las Peñitas, una de las playas más visitadas en el departamento de León.

Como parte de la gran variedad de restaurantes y hoteles que ya abrieron sus puertas al verano, Mano a Mano es un eco hostal que te garantiza un descanso merecido en una hamaca, disfrutando de un delicioso batido, música de fondo, teniendo como escenario el sol y la playa.

Juliana Áreas Espinoza viajó desde Colombia para disfrutar unas vacaciones en Nicaragua y decidió compartir su experiencia en uno de los países que para ella, es el mejor para hacer turismo.

“Llegué el miércoles directo por Managua y la llegada fue muy fácil, luego desde Managua tomé un bus directo a León por un costo de dos dólares ¡super barato!, y al llegar a León aproveché en hacer sandboarding en el Cerro Negro y luego me vine a Las Peñitas a Mano a Mano con una comida rica, la atención de primera”, detalló.

Este lugar con una infraestructura de madera tiene enamorado a los turistas de diferentes países como Europa y Colombia, pero, ¿Qué los cautivó de Nicaragua?

“Yo tenía muchos años de querer venir y saben que afuera hay muchos mitos de Nicaragua, es un país seguro, y es muy económico para cualquiera que quiera hacer turismo”, expresó Espinoza.

Juliana compartió que el nacional también debe conocer las bellezas que hay en el país, “ustedes tienen unos sitios hermosos en su país, así que los extranjeros también deben conocer. Y Nicaragua nos atrapa por su gente, además probé el gallo pinto, también quiero probar una comida con yuca y chicharrón”.

En Mano a Mano hay un bar al aire libre, donde los turistas piden su comida o bebidas, para pasar una tarde entre amigos.

Mie Thorsen viajó sola desde Noruega y disfruta sus vacaciones con un grupo de amigos que hizo en su recorrido por Nicaragua.

“Estoy admirada de las bellas playas. Me gusta mucho Las Peñitas, es hermoso y sin duda lo recomiendo para hacer turismo, porque la gente es muy amable. Yo soy de Noruega y vine a visitar diversos lugares como Popoyo, El Tránsito, Granada, León y Corn Island, que es muy lindo”, comentó.

Mía también viajó a Nicaragua con el fin de aventurarse en el surf, y aunque es principiante disfrutó en playas como Popoyo y las Peñitas para practicar este deporte extremo.

Elvira Schackenborg Gudmundsson, es una turista que llegó de Suecia, y también expresó su encanto por la tierra de lagos y volcanes, “me gusta Nicaragua mucho, nos sentimos seguros, es un bonito país, desde sus playas y volcanes. Yo visité Ometepe, Las Peñitas, San Juan del Sur”.

¿Por qué Nicaragua? Elvira expresó que decidió visitar Nicaragua porque le encanta el calor, el sol, el mar y sobre todo lo barato para hacer turismo.

Simona Vrečko es de Eslovenia y compartió, porque decidió invertir en Nicaragua con el eco hostal Mano a Mano.

“Primero el año pasado llegamos a Nicaragua y nos enamoramos de la gente, la cultura y naturaleza y tuvimos suerte de encontrar este hotel en venta, una gran oportunidad de invertir. Aquí trabajamos en familia, siempre los locales también estamos unidos, por eso los turistas cuando vienen se sienten en casa”, compartió.

Aunque se conserva el nombre, para ella Mano a Mano, refleja ese apoyo mutuo entre el inversionista y el turista extranjero, ayudando, siempre juntos.

Simona Vrečko trabaja junto a Shima Soltanis y juntas se han dedicado a brindar una atención cálida a sus visitantes, para que lleven el mejor de los recuerdos del país pinolero.

Hostal Mano a Mano se dedica al turismo de sol y playa, ofreciendo clases de surf, tour a la isla Juan Venado, liberación de tortugas, entre otras actividades recreativas y deportivas.

Melvin Maravilla del Ecohostal Mano a Mano, recordó que los países europeos no cuentan con playas, por eso el turista llega a disfrutar por primera vez a Nicaragua.

Mano a mano es un eco hostal rústico, con infraestructura de madera que te ofrece hospedajes como dormitorios compartidos a 15 dólares y suit privados desde 45 a 50 dólares, además cuentan con un amplio menú con platillos típicos, todo lo que tiene que ver con productos del mar y una variedad de batidos, convirtiendo en el sitio ideal para estas vacaciones de verano.