La Compañera Rosario, Vicepresidenta de Nicaragua informó que esta tarde el pueblo nicaragüense le estaremos rindiendo homenaje al Comandante Carlos Fonseca Amador.

"Esta tarde, vamos a estar inspirados por ese ejemplo, ese ejemplo iluminador, ejemplo permanente, ese ejemplo y esa luz eterna que nos deja el Comandante Carlos y que hoy en esta Nicaragua que hemos defendido con amor, que resguardamos con amor, que vive tranquila y segura gracias a Dios, Carlos se enciende como esa guía, ese faro que guía, que mueve el espíritu inmenso, infinito de la Revolución. ¡La Patria, la Revolución!".

La Compañera Rosario se dirigió a las familias de nuestra Nicaragua siempre digna, soberana, siempre bendita, "y siempre caminando con la guía de nuestros héroes, de nuestros próceres, la guía de Dios Nuestro Señor, siempre viviendo tiempos de evolución, tiempos de cambios, tiempos de victorias".

"Hoy, desde ayer y todos estos días Nicaragua entera, dice ¡Presente! al Comandante Carlos Fonseca, Comandante Carlos, Comandante en jefe, ¡la Patria, la Revolución!. Cuánto reconocemos ese genio formidable que logró la síntesis entre la guerrilla revolucionaria clásica que conocíamos y la historia revolucionaria, heroica, de defensa de la dignidad y la soberanía nacional, que hemos vivido y que vivimos", comentó.

"¡Cuánto debemos a Carlos Fonseca por ese pensamiento y esa visión! La síntesis que logró plasmar en una idea infinita y en una práctica multiplicadora de identidad nicaragüense, identidad que es pensamiento, identidad que es tradición, identidad que como dice Darío: es vigor, es gloria. Son victorias, identidad que es lucha, lucha permanente, no lucha insensata, no lucha inútil, lucha permanente por nuestros derechos, lucha permanente para construir un porvenir como lo merecemos todos, lucha permanente para vivir como debemos vivir, como seres humanos".

"Además, un pueblo como el nuestro, grande, laborioso, de enorme corazón, de enorme sentimiento, de grandes convicciones, y heroísmo inmenso, merecemos vivir tranquilos, en paz, seguros, trabajando en estabilidad, trabajando y prosperando", recalcó la Vicepresidenta.

"Cuando pensamos en Carlos, cuando visitamos su mausoleo, cuando cantamos esa formidable, hermosísima letra de la canción, la letra que escribió Tomás, cuando escuchamos la voz de Tomás, sentimos la fuerza invicta de Sandino, del sandinismo, del pueblo sandinista, que quiere decir, pueblo nicaragüense por Gracia de Dios. Sandino como ejemplo, como base, como fundación de una fuerza espiritual inmensa que es la que tenemos, la que nos moviliza, las que nos conmueve todos los días porque somos capaces, por ese inmenso corazón de conmovernos con las dificultades, pero trascenderlas con la fortaleza que nos conocemos, conmovernos también de las desgracias ajenas y ser solidarios, fraternales, vivir como familia".

"¡Cuánto camino, cuánto heroísmo, cuánta devoción y cuánta capacidad de entrega y de servicio, de amor al prójimo! Ese es el sandinismo, ese nos enseñó el Comandante Carlos y eso caminamos hoy como legado, como compromiso, como convicción, como razón de ser de esta revolución que es de amor, esta revolución que es de familia, esta revolución que es, está hecha y se vive y vibramos por ella, por el bienestar que se merecen las familias nicaragüenses,que merecemos todos, tranquilidad en nuestras vidas, nada que opaque esa luminosidad de la paz que resguardamos".

"Tranquilidad, amor, esperanza, confianza, seguridad, certeza, de que vamos adelante con la dignidad en alto y la fortaleza y la fuerza de un pueblo que sabe luchar, un pueblo que sabe vencer, sabemos luchar, sabemos vencer, vivimos en esta Patria Bendita y Libre, y hay Patria y porque hay Patria hay Paz, y porque hay Patria hay Revolución, todos los días concentrados, todos los días convocados a trabajar para ir adelante... ¡Siempre más Allá!", finalizó la Compañera Vicepresidenta.