En el barrio Mirna Ugarte del Distrito 4 de Managua, los brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) iniciaron la séptima jornada de lucha antiepidémica de cara a eliminar los vectores que provocan enfermedades como el dengue, chikungunya y zika.

Más de 12 brigadistas visitaron alrededor de 400 viviendas para aplicar el biolarvicidad BTI, que se encarga de pulverizar la fase larvaria del zancudo.

En estas mismas visitas domiciliares, los brigadistas se encargan de eliminar criaderos y hacer recomendaciones a las familias de cómo mantener limpios los hogares.

La doctora Zoyla Canales del Centro de Salud Altagracia, comentó que esta jornada concluye a finales de diciembre, en la que se espera mantener baja incidencia de casos positivos de dengue.

"Siempre estamos haciendo acciones de lucha antiepidémica con el objetivo de disminuir los casos de dengue, zika y chikungunya y hacer actividades en contra del mosquito transmisor de estas enfermedades. Vamos a visitar casa a casa aplicando BTI y eliminando criaderos, neutralizado depósitos que son útiles a las personas y llevando el mensaje a la población de mantener nuestras casas limpias", dijo Canales.

El Minsa no descansa en los barrios de Nicaragua, ya que todos los días impulsa este tipo de jornadas para mantener baja la incidencia de zancudos.

"Si una casa está sucia es peligroso, si una casa queda con criaderos es peligroso porque el zancudo vuela 500 metros a la redonda y puede enfermarnos", valoró Canales.

La población brinda su apoyo a los brigadistas, a quienes abren sus hogares para que puedan aplicar el BTI en pilas y barriles.

La señora Francis Martínez indicó que valora positivamente estas jornadas de salud, porque son muestras de que existe preocupación por prevenir enfermedades.