La Asamblea Nacional celebró en Ciudad Darío una sesión solemne en homenaje al 155 aniversario del natalicio del Príncipe de las Letras Castellanas Rubén Darío.

Los integrante de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, encabezada por el Doctor Gustavo Porras, previo al inicio de la sesión, depositaron ofrendas florales en el monumento al Padre del Modernismo que se encuentra en la Casa Museo Natal.

A esta sesión especial de la Asamblea Nacional asistieron los legisladores, así como los alcaldes de todos los municipios del departamento de Matagalpa, los secretarios políticos del FSLN, delegados de las instituciones del Buen Gobierno Sandinista, la Musa Dariana 2022 y familias del municipio cuna.

Darío el poeta Revolucionario

Como parte del programa de la sesión la alcaldesa de Ciudad Darío compañera María Lesbia Treminio dio la bienvenida a los diputados, se hicieron presentaciones culturales y el escritor Francisco Javier Bautista Lara brindó una conferencia sobre el legado de Rubén denominada "El Bardo Eterno: superar barreras, caminos de exito".

La alcaldesa María Lesbia Treminio destacó que Rubén Darío como poeta cambió el pensamiento y la forma de hacer poesía, fue un ser iluminado por la gracia de Dios y por tanto un Poeta Revolucionario.

"Rubén Darío cambio el mundo literario, ¿cómo lo cambió?, lo cambio a través de su pensamiento, de sus ideales, de sus sentimientos, y además de ser poeta, le cantó al amor, Darío fue un ser humanista", dijo Treminio.

Bautista Lara en su conferencia destacó que Darío a pesar de tener un "piso muy bajo" pudo alcanzar la cumbre literaria mundial gracias a su monumental persistencia.

Un ser ingenioso y adelantado a su tiempo

"El nicaragüense tuvo un piso muy bajo y alcanzó con su esfuerzo persistente, incluso ante su propia fragilidad humana, la mayor cumbre de la literatura universal", señaló el conferencista.

Añadió que Darío pudo superar muchas barreras en su vida, una de ellas haber nacido en Metapa (hoy Ciudad Darío), ser hijo de un matrimonio disfuncional, tener carencias económicas, orfandad, sufrió discriminación racial y muchas otras.

"Rubén Darío fue un personaje extraordinario que tuvo la capacidad de vencer las barreras y las dificultades de su tiempo y pagó los costos de ese esfuerzo. La gloria de Darío no es gratuita, no se la regalaron, él tuvo que enfrentar la exclusión de origen, la discriminación y el rechazo de los académicos de la época y surgir desde la periferia, desde la adversidad para alcanzar la máxima altura en la literatura. El mérito de Darío no es solamente decir a dónde llegó, sino desde de donde vino y cómo lo hizo", dijo Bautista Lara.

También refirió que el poeta vivió una dualidad espiritual, lo que creo en él una especie de genio raro y complicado.

"Darió vivió su adolescencia con mucho ímpetu, fue un ser que nació adelantado a su tiempo".

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario

dario