Desde el corazón de los territorios indígenas Ramas, en la comunidad Tiktik kaanu, al norte de Bluefields, a hora y media en panga, se encuentra la primera universidad indígena de agricultura y ganadería de Nicaragua.

Estas aulas de clases, en este primer año, serán estrenadas por 60 estudiantes provenientes de Laguna de Perlas, Kukrahill, Desembocadura, Tasbapoine, Cascabillaf, Bluefields, San Pancho, El Blof, Ramakay y Tiktikkaanu, quienes son de distintas etnias: 10 Creoles, 10 Miskitus, 7 Ulwas, 3 Garífonos, 20 Ramas, 10 Mestizos.

Estos jóvenes han logrado alcanzar la educación superior gracias al programa de alfabetización de los pueblos indígenas del Caribe Sur.

"La educación en las montañas profundas es democracia. Estamos a 600 kilómetros de Managua y nosotros como educadores y sandinistas nos sentimos muy orgullosos de esta inauguración, porque estamos demostrando al mundo entero el respeto que tenemos a todos nuestros indígenas", señaló el profesor Orlando Pineda.

La carrera de agricultura y ganadería, les permitirá a los estudiantes alcanzar cada peldaño con un título y conocimientos que les permita entrar al mundo laboral. En el primer año de estudio tendrán el título de promotores de agricultura y ganadería; en el segundo año se les dará el diploma de técnico agropecuario y en el tercer año el técnico superior en agricultura y ganadería.

"La Universidad Nacional Agraria está presente en esta alianza con el pueblo del Caribe y vamos a trabajar con los muchachos y muchachas del territorio preparándolos debidamente para la actividad de la agricultura y la crianza y cuido de los animales, pero también para saber aprovechar sosteniblemente nuestros recursos naturales", refirió el rector de la UNA, Alberto Sediles.

La universidad está construida con materiales locales como madera, palma y bambú.

La presidenta del Consejo Nacional de Universidades, Ramona Rodríguez, reflexionó que estos jóvenes serán capaces de mejorar y transformar su territorio.

"Como Consejo Nacional de Universidades este es un gran logro. Es un programa que restituye el derecho a la educación, pero además hemos unido toda las fuerzas y el compromiso nuestro es continuar construyendo la universidad inclusiva, intercultural y la universidad multicultural para lograr que nuestro país continúe en esa senda de prosperidad", dijo Rodríguez.

Modelo único en el país

La universidad en el campo es un modelo único en el país, aprobado por el Consejo Nacional de Universidades.

"Aquí vemos la equidad, esa igualdad que impulsa nuestro presidente comandante Daniel Ortega. Esta es una oportunidad para ellos y eso implica que la educación apoya una vez más al ser humano para el desarrollo", expresó el profesor Antonio Zepeda, secretario general de la GGTEN- ANDEN.

Jóvenes indígenas ven un nuevo futuro

"Soy de la comunidad Ramakay y hoy una vez más las comunidades indígenas hacemos historia en nuestra nación. Doy gracias a Dios por la vida de todos y puedo decir que me siento feliz por ser de los jóvenes que vamos a seguir estudiando", mencionó Vicente Ruiz.

Sharelli Álvarez, comentó que "es un orgullo ser indígena y contar con la oportunidad de tener la universidad y el orgullo más grande es prepararme para aportar en la comunidad Rama".