El secretario general del Ministerio de Salud, doctor Carlos Sáenz, destacó el trabajo de los trabajadores de la salud, en particular de las enfermeras, y comentó que el sistema de salud de Nicaragua fortaleció la atención a la población en el contexto de la pandemia.

Es increíble cómo se movilizan por todo el país en toditas las estrategias que se desarrollan en salud. Esa es una de las grandes ventajas, cómo en Nicaragua, nunca dejamos de realizar las actividades de los programas esenciales, de los programas emblemáticos y siempre estuvimos reforzando y fortaleciendo la atención a la población en términos de salud, siempre buscando cómo salvar vidas, siempre buscando cómo llevar vida y salud a la población nicaragüense, destacó Sáenz durante una comparecencia en el programa Revista En Vivo.

El secretario general del Minsa resaltó que el trabajo de salud no se detuvo y por el contrario se intensificó: “En las brigadas médicas, en las brigadas móviles, en las visitas de nuestra estrategia mi hospital en mi comunidad, la lucha antiepidémica las visitas no se han detenido en ningún momento, las jornada nacional de vacunación todos los años la hacemos, tampoco en ningún momento la detuvimos ni el año pasado, ni este, en ningún momento, porque detener actividades de salud es deterioro”, señaló.

Indicó que “algunos países con toda esta situación se les desarrollaron brotes de polio, se les desarrollaron brotes de sarampión, se les desarrollaron brotes de difteria, o sea comenzó a deteriorarse la situación de salud de la población, que algunas veces las medidas resultan, medidas extremas, pagándose muy caras en la misma población”.

En la entrevista, Sáenz destacó que en este momento se desarrolla la campaña de vacunación contra la influenza, dirigida a tres grupos especiales: personas mayores de 50 años con enfermedades crónicas, embarazadas y trabajadores de la salud.

Esta campaña se hace año con año, la vacuna se produce específicamente para el año siguiente basada en las modificaciones genéticas que han tenido los distintos virus de la influenza del año anterior.

Explicó que entre la vacuna de influenza y la vacuna del covid, tiene que haber un espacio de dos semanas, para no confundir las reacciones secundarias de ambas vacunas.

Recordó que la campaña de vacunación contra la influenza se desarrolla del 10 al 20 de mayo.

En el caso de la jornada de vacunación voluntaria contra la covid-19, dijo que la tercera fase inició el 3 de mayo y concluye el 7 de junio. Esta fase está enfocada a grupos de 55 y más años de edad, trabajadores de salud y otras instituciones de primera línea.

El doctor Sáenz, recordó que es importante mantener las medidas preventivas, uso mascarilla, lavado frecuente de manos y sana distancia, aunque las poblaciones ya se estén vacunando.

También informó que la jornada de vacunación continúa este miércoles en Managua, San Rafael del Sur, Somoto y El Espino; el jueves en Managua, Villa Carlos Fonseca, Ocotal y Dipilto; y el viernes en Managua, Ticuantepe y Estelí.