Brigadas del Ministerio de Salud (Minsa) fumigaron y aplicaron el larvicida BTI en más de 600 viviendas del barrio Pedro Joaquín Chamorro del distrito IV de Managua.

Durante la labor profiláctica los brigadistas del centro de salud Francisco Buitrago, explicaron a la población la forma cómo debe de mantenerse el BTI que se coloca donde hay recipientes de agua.

El larvicida que sirve para evitar los criaderos de zancudos tiene una vida de protección de 60 días.

La doctora Mary Katherine Lanzas, responsable de la brigada, precisó que con las lluvias las enfermedades que transmiten los zancudos se intensifican el triple y reforzar las labores profilácticas es parte de la restitución del derecho a la salud de la población.

“Si en verano se producen criaderos de zancudos con la poca agua con la que que regamos en los patios, pues ahora con agua que viene del cielo con mucha más razón queda acumulada”, precisó la directora del citado centro de salud.

Doña Martha Santana dijo que a ella no le molesta que lleguen a fumigar su vivienda y aplicarle el larvicida en los recipientes donde guarda agua.

“Yo dejo entrar a los fumigadores y eso hay que agradecérselo porque ellos vienen desde largo para ayudarnos a proteger nuestra salud”, dijo.

La pobladora Claudia María Martínez dijo que le parece bien que el Minsa esté redoblando la lucha antiepidémica, precisamente porque está iniciando el invierno.

Dijo que ella le abre las puertas a las brigadas profilácticas del Ministerio de Salud y que acata disciplinadamente todas las recomendaciones que los brigadistas le llevan a su vivienda.