La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, resaltó la conmemoración del Día de la Dignidad Nacional, señalando que en esta Nicaragua hemos dado ejemplos de fortaleza, de determinación y de valentía, “ejemplos de lo que es ser verdaderamente amantes de una Patria”.

Hoy y todos los días son para acrecentar nuestra dignidad nacional. Iniciando el mes de mayo nosotros hemos establecido, nosotros el pueblo de Nicaragua, hemos establecido que es el mes para honrar nuestra dignidad nacional, pero todos los días y en la medida en que las circunstancias han sido todavía más desafiantes por irrespeto a nuestra dignidad nacional por parte de los mismos de siempre, en esa medida también ha ido fortaleciéndose la conciencia de dignidad nacional desde una historia y una memoria singular que tenemos los nicaragüenses”, expresó la Vicepresidenta.

Por eso decimos, todos los días para acrecentar, fortalecer, consolidar nuestra dignidad nacional desde una historia relevante en el mundo, inspiradora también porque aquí en esta Nicaragua bendita y siempre libre, en esta Nicaragua bendita, digna y libre, siempre libre, hemos dado ejemplo de fortaleza, ejemplo de determinación, ejemplo de valentía, ejemplo de lo que es ser verdaderamente amantes de una patria que en este caso es Nicaragua, patria de todos y patria para el bien de todos y de todos aquellos que nos sentimos orgullosos de ser patriotas, orgullosos de defender el decoro nacional, orgullosos de nuestro honor y por eso mismo glorioso pueblo nicaragüense”, agregó.

La Compañera Rosario Murillo manifestó que “el 4 de mayo, decía nuestro general Sandino, debe ser efectivamente día de fiesta nacional y no porque en ese día el traidor Moncada haya vendido a su ejército del que era general en jefe y lo haya vendido como una partida de bestias. Debe ser fiesta nacional porque ese día 4 de mayo, Nicaragua probó ante el mundo que su honor nacional no se humilla, que le quedan hijos e hijas que ofrendarían su sangre para lavar la mancha que sobre ella echen los traidores, los traidores a la patria”.

Y son los mismos, los mismos conservadores y liberales con los mismos dizque ilustres apellidos los que pidieron las sucesivas intervenciones y ocupaciones yanquis de nuestro sagrado territorio. Y como los que conocemos todavía hoy desgraciadamente, imploraban a los Estados Unidos que vinieran con todos los derechos para intervenirnos cada vez que los juzgaran oportuno, convirtiendo la intervención norteamericana prácticamente en un estado permanente, así lo querían los traidores y cobardes, pero como dice Sandino, el General Benjamín Zeledón, nuestro General Sandino como dice él mismo: ‘libertad, patria y libertad y sobre todo dignidad, mucha dignidad frente a la cobardía y frente al uso del interés nacional para su propio beneficio, frente al servilismo, frente al entreguismo que desgraciadamente ha sido también parte de nuestra historia, pero de unos cuantos serviles, traidores y cobardes que la historia misma los señala’”, consideró.

La Vicepresidenta dio lectura al artículo Virus de la Traición, escrito por el compañero Francisco Bautista Lara, que en sus párrafos medulares señala:

Frente a los traidores en cualquier tiempo y circunstancia, se levantará y prevalecerá siempre la dignidad que merece ser exaltada y recordada. Ante la tragedia, la amenaza y el riesgo, surgirán los actos de heroísmo, valentía, compromiso y servicio. Ante la traición de entrega y sumisión al poder extranjero de José María Moncada, Anastasio Somoza García y sus adeptos de antes y ahora, surgió Sandino y durante casi un siglo se ha levantado una multitud inagotable e insobornable de heroicos patriotas y sandinistas”.

En el escrito también se señala que con dignidad y orgullo patriótico, junto a la multitud que avanza con la vista al futuro, con esperanza y compromiso por el bien común, como dijo A. C. Sandino: ¡Aquí estamos y seguimos adelante! acepto el reto del cobarde coloso invasor y de los traidores a la Patria. Repudiemos la traición sin contemplaciones; pero ¿el traidor? …, a fin de cuentas ¡es un pobre diablo!”

Al respecto, la Compañera Rosario Murillo expresó: “Miserables! No hay peor horror que traicionar a la patria porque se traiciona la persona y qué legado para las familias, aunque no lo reconocen, porque creen que tienen blasones y tronos que les representan y sí blasones de horror, de deshonor y tronos, como dice Francisco, en el infierno”.

Hoy 4 de mayo y todo el mes de mayo y todos los días crecemos en conciencia de patria y libertad, patria y dignidad... Eso somos los nicaragüenses. Que nos oigan allá donde deben oírnos. Nosotros vamos adelante recorriendo la paz como camino y apelmazando, caminando nuestra dignidad nacional todos los días. Somos pueblo de Dios y somos pueblo de grandes patriotas”, concluyó.