El Ministerio de Salud llevó a cabo una jornada de fumigación y aplicación de BTI en el barrio Hialeah, del distrito uno de la capital.

En este populoso barrio habitan unas 5 mil familias, sin embargo, no todas permiten a las brigadas de salud el acceso a sus viviendas.

Es importante recordar que la fumigación y la aplicación de BTI en depósitos con agua eliminan al zancudo adulto y los huevos de zancudo. Este vector es el responsable de la transmisión de enfermedades como dengue, zika y chikungunya, que pueden llevar a la muerte a quien las padece.

La doctora Dilvia Flores, directora del centro de salud Roberto Herrera Ríos, explicó que está lucha antiepidémica busca que el zancudo sea eliminado en todos sus ciclos, pero la población debe poner de su parte para que sea una realidad.

"Se le hace el llamado a la población para que nos apoye en esta lucha. Es necesario que eliminen depósitos dónde se pueda almacenar agua que no es de consumo, mantener limpias las canaletas, patios y no almacenar objetos dónde el zancudo pueda depositar sus huevos", dijo.

La población que es consciente del daño que causa a la salud un piquete de zancudo permitió a los brigadistas que realizaran su trabajo, lo que es de reconocer, puesto que ellos trabajan todo el año, tanto días normales como en feriados y de vacaciones.

"Yo siempre permito que entren porque los zancudos son dañinos y causan la muerte y acá hay niños que no tienen la precisión del adulto y con facilidad los zancudos les pican", dijo Arlen Fonseca.