La furia de los huracanes Eta y Iota sobre el Caribe Norte de Nicaragua, ha tenido una respuesta sólida del Gobierno de Nicaragua, que ante el impacto negativo en el sector pesquero, impulsa la reactivación de esa industria, aportando y gestionando importantes recursos económicos que devuelven la esperanza a miles de familias cuyo principal sustento es la pesca.

Apenas un mes después del impacto de los huracanes, el gobierno a través del Inpesca comenzó el proceso de rehabilitación y recuperación de la industria, por medio de la entrega de bonos a las familias que perdieron sus medios de producción.

Durante una entrevista en la Revista En Vivo, el compañero Edward Jackson, presidente ejecutivo de Inpesca, detalló cifras sobre el cierre del año 2020 y las proyecciones para el año 2021. También expuso los esfuerzos que el país desarrolla para rehabilitar, recuperar y fortalecer el sector pesquero, principalmente en las zonas afectadas en el Caribe nicaragüense.

Las cifras del 2020 y las proyecciones del 2021

En el 2020, el país logró producir 157 millones de libras de productos pesqueros, de los cuales se exportaron 107,1 millones, y en total se generaron 284,1 millones de dólares. Los principales rubros de exportación son langosta, atún y camarón de cultivo.

inpesca

En "esos tres recursos, que son los principales, estuvimos relativamente bien. Las demandas se mantuvieron. Tuvimos un cierre de acuerdo a las proyecciones que habíamos hecho", resaltó Jackson, recordando que el embate de los huracanes Eta y Iota, sí generó considerables pérdidas en el sector, que se calculan en 19 millones de dólares.

"Fue un golpe muy sustancial al sector en cuanto a infraestructura se refiere, pero ahí vamos recuperando", valoró.

Para el año 2021, el Inpesca proyecta que se registrará una producción de 166 millones de libras, 2% superior a la del año pasado. Además, las exportaciones rondarán los 110 millones de libras, y se generarán 300 millones de dólares.

Rehabilitación y recuperación son claves

Jackson también se refirió al proceso de rehabilitación y recuperación de la industria, que inició en medio de un panorama difícil.

La fuerza de los huracanes hizo que más de 130 mil nasas de pescadores artesanales e industriales se perdieran. Pero con el apoyo del gobierno se trabaja para recuperar lo que más se pueda.

Además, en diciembre se aprobó una reforma presupuestaria donde se incluyeron 1,5 millones de dólares (57 millones de córdobas) para crear bonos para apoyar al sector pesca.

En ese mismo mes se entregaron los primeros 1 mil 300 bonos, de los cuales 926  fueron para escamas y camarón, incluyendo la construcción de 600 cayucos de fibra de vidrio, que tienen una vida útil de hasta 30 años.  También se están reparando y enfibrando cayucos, que tendrán una vida útil de 10 a 15 años.


Además, a 374 protagonistas se les entregaron materiales para la construcción de 25 nasas por pescador. En el país un pescador artesanal es el que posee desde 100 hasta 800 nasas, mientras que la pesca industrial maneja entre 1 mil 200 y 3 mil 500 nasas.

El gobierno también gestionó ante organismos multilaterales, recursos económicos que serán destinados para la recuperación del sector pesquero.

Tres millones de dólares estarán destinados a 35 comunidades de la Costa Caribe Norte y 9 comunidades del Caribe Sur, donde 1 mil 500 beneficiarios recibirán apoyo para  la reparación de  embarcaciones artesanales, reparación de pangas dañadas, reposición de pangas destruidas, adquisición de motores fuera de borda, bonos para construcción de nasas, y apoyo a comercializadoras y piquineras.

Por otro lado, se gestionaron recursos, 10 millones de dólares, que están dirigidos a la reactivación del sector.

Con este importante capital, se financiarán inversiones para mejorar la red de frío, reposición de motores de 200 caballos de fuerza, rehabilitación de infraestructura, reparación y mantenimiento de embarcaciones, rehabilitación de acopios pesqueros, reactivación y equipamiento de las cadenas de frío y de valor.

"Estamos en la discusión de cuáles van a ser esos mecanismos de entrega, los mecanismos de recuperación, los plazos que se estarían dando, la tasa de interés que se estaría cobrando, en ese proceso es en el que estamos ahorita", aseguró Jackson.

También informó que la FAO “alineada con los objetivos del Gobierno nos anuncia que tiene alrededor de 350 mil dólares también para el sector pesca, siempre en la parte de recuperación”.

Al finalizar la entrevista, Edward Jackson consideró que “este es un esfuerzo que estamos haciendo como gobierno para que las familias en la Costa Caribe que fueron afectadas por el Eta y el Iota comiencen a recuperarse y que se sientan nuevamente sujetos económicos y que las familias tengan esa esperanza y recuperen esa dignidad en la cual hemos estado trabajando para eliminar la pobreza”.