El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) certificó un nuevo zoocriadero de iguana verde y garrobo negro en la comunidad de Cuajachillo 2, en el municipio de Ciudad Sandino.

Con este tipo de emprendimientos, el buen Gobierno sandinista tiene como objetivo brindar alternativas a protagonistas del campo para bajar el impacto en los recursos naturales, asegurar una seguridad alimentaria nutricional y mejorar la economía familiar.

A nivel nacional este zoocriadero es el número 271 y el tercero que se establece en Ciudad Sandino.

marena

La compañera Sumaya Castillo, ministra del Marena, expresó que el tema de los zoocriaderos es una estrategia que el comandante Daniel y la compañera Rosario les ha orientado, porque se preocupan por la seguridad alimentaria y nutricional de las familias nicaragüenses.

Es una alternativa más en la diversificación de sus ingresos”, aseveró.

Es una estrategia que siempre nosotros le decimos a la población la importancia y la relevancia de hoy por hoy estar al día de la mano con las alcaldías, con las municipalidades, con el Movimiento Ambientalista Guardabarranco, con las instituciones del Sistema de Producción, Consumo y Comercio y principalmente con la niñez, la juventud, las mujeres y la comunidad en general, que están viendo como estamos desarrollando estas importantes estrategias”, acotó.

marena

El compañero Raimundo Flores, alcalde de Ciudad Sandino, manifestó que es importante que la población tome conciencia en el cuidado de los recursos naturales con la creación de estos zoocriaderos, además que se convierte en una fuente de alimentos.

Como no hay tradición de criar el garrobo en cautiverio se está creando la confianza…el objetivo es que se generalice en todas las comarcas, y por eso le damos la suficiente divulgación para que los campesinos y la gente del campo se vayan enamorando del sistema de producción”, señaló Flores.

El zoocriadero se estableció en la finca Santa María, propiedad de don Noel Alberto Díaz, de 56 años, quien recibió de cada especie un macho y 10 hembras y está interesado en ampliar y promover el zoocriaderismo para cuidar el bosque.

marena

Para mí es un logro el tener hoy esta licencia…es algo importante aquí en el campo porque uno con la crianza de iguana va uno promoviendo el proyecto hacia otras personas y productores que no tienen conciencia, que destruyen los animalitos y el bosque por cazarlos”, indicó el protagonista.

Una vez que se dé la reproducción y producción y estén aptos para consumo y comercio, Díaz como zoocriaderista el 80 por ciento lo comercializará, 10 por ciento usará como semilla y otro 10 por ciento liberará al medio natural.

 

marena

marena