Mucha alegría y emoción se vivió en Villa Jerusalén en Managua con una nueva entrega de 100 viviendas del Programa Bismarck Martínez que cierra el 2020 con 700 familias que se convirtieron en protagonistas de este proyecto que también se desarrolla con excelentes resultados en muchos municipios del país.

La municipalidad de Managua encabezada por la alcaldesa Reyna Rueda, celebró un acto especial para hacer entrega oficial de estas 100 viviendas y se informó que para los próximos 2 años se trabajará en la construcción de 3 mil nuevas casas para protagonistas de igual cantidad de familias en Villa Jerusalén.

JERUSALEN

Fue una tarde de muchas emociones, familias integradas por madres, padres e hijos fueron recibiendo de manos de la alcaldesa Rueda, las llaves de su nuevo hogar y con ello la emoción de edificar sueños que con el Buen Gobierno Sandinista se pueden concretizar.

La ceremonia de entrega contó con la participación de niños y niñas artistas del grupo de danza, Ballet Folklórico Tecuantepeq, que deleitaron a la asistencia con coreografías y villancicos navideños. Los protagonistas expresaron sus emociones durante el acto oficial y luego al recibir sus viviendas.

Entre los protagonistas se encontraban madres solteras, pastores evangélicos, trabajadores por cuenta propia, oficinistas, analistas de laboratorios y de otras actividades económicas y sociales, juntas viendo realidad el sueño de contar con casa propia luego de muchos años de estar alquilando o viviendo en condiciones muy difíciles.

JERUSALEN

Este es un proyecto grandioso y solidario de parte del gobierno del Frente Sandinista, es un proyecto habitacional nunca visto en la historia de este país, verdaderamente es algo grandioso que este gobierno ha hecho para el pueblo de Nicaragua”, expresó el pastor evangélico Eddy Narváez que durante muchos años alquiló un espacio pequeño.

Al ver su nuevo hogar no pudo evitar llorar de la felicidad y abrazar a su familia compuesta por su esposa e hija. Desde su vivienda comenzará a tejer sueños, esperanza y un mejor futuro de la mano de Dios y del Buen Gobierno Sandinista.

JERUSALEN

“Es emocionante para mí saber que soy parte de un programa maravilloso, grandioso y solidario como es el proyecto Bismarck Martínez”, añadió Narváez.

Otra que abrazaba de emoción a su hijo, fue Janina del Carmen Úbeda, que trabaja como analista de laboratorio, recibió las llaves de su hogar de manos de Rueda.

“¡No puedo creerlo, por fin dejare de alquilar y podré heredar a mi hijo!”, exclamó Janina, mientras Rueda sonreía.

Janina es una humilde trabajadora madre soltera que con mucho sacrificio pagaba 100 dólares en alquiler y ahora con su nuevo hogar ese costo se le reducirá a la mitad y pagará algo propio.

“Yo vivía alquilando y gracias a nuestro Presidente Daniel Ortega que se preocupa por la necesidad de los pobres que necesitamos una vivienda. Este es el único gobierno que nos ha brindado esta oportunidad y nos seguirá brindando. Ahora ya voy a dejar de alquilar, para mí eso es emocionante, pagaba 100 dólares y aquí pagaré mucho menos y es algo que es mío. Ya me voy a trasladar y lo que voy ahorrar lo invertiré en mi casa”, dijo Janina.

JERUSALEN

Más viviendas en este 2021 de victorias

Historias como la de Eddy y Janina se multiplican en casi la mayoría de protagonistas del programa Bismarck Martínez, familias que alquilaban o vivían en casas de familiares, pero su realidad han cambiado gracias a la voluntad de un gobierno profundamente cristiano que reconoce que una vivienda es un derecho que debe ser restituido tal y como sucede en este país con el FSLN.

Rueda agradeció a cada familia por la confianza que tienen en el Buen Gobierno Sandinista, en las alcaldías del FSLN porque hay muchas familias que están a la espera de recibir su vivienda y están inscritas esperando ser parte del proyecto.

“Este programa ha sido recibido con mucha esperanza, con mucho amor, mucho cariño y ha sido abrazado por miles y miles de familias a nivel nacional, porque el proyecto que lleva el nombre de ese compañero incondicional, un compañero leal, un compañero extraordinario como es el compañero Bismark Martínez (…). Para nosotros es un estímulo y nos motiva realmente estar celebrando porque la alegría de cada familia es también nuestra, su necesidad también es nuestra”, subrayó Rueda al explicar esa voluntad humana y social de seguir construyendo viviendas para las grandes mayorías.

JERUSALEN

Resaltó que el Presidente Daniel y la Compañera Rosario trabajan día a día buscando maneras de seguir acompañando a los pobres, porque “están al tanto de las necesidades y demandas”.

“Al no tener una vivienda hay una angustia, hay una desesperación y hay una demanda real y la demanda habitacional es real y solamente nuestro Buen Gobierno ha escuchado y ha creado esas estrategias para que las familias que antes no eran sujetos de créditos, que no eran escuchadas y estaban invisibles hacia las estrategias de otros gobiernos, hoy sea real y no lo decimos nosotros, lo dice cada uno de los protagonistas y porque lo dicen porque tuvieron fe y esperanza y ven que este proyecto es real”, añadió.

En esta nueva entrega de viviendas del proyecto Bismarck Martínez estuvieron presentes familiares del héroe del amor y la paz, entre estos su hija Mirlen Martínez y el nieto José Daniel Martínez.

 

JERUSALEN

JERUSALEN