La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, expresó este 30 de diciembre que estos días son para pensar mucho en el año que estamos dejando atrás, con sus luces, sus sombras, los olores, los amores, año intenso que ha sido de gran aprendizaje.

También se refirió a el año que viene con Esperanza Victoriosa, que será para aplicar lo aprendido y seguir creciendo en buena voluntad y compromiso luminoso de paz, cariño, Patria, porvenir, comentó.

Dijo que el Gobierno de Nicaragua continúa trabajando: “Estamos también trabajando, atendiendo y promoviendo salud”.

Destacó la visita de las autoridades del Ministerio de Salud, precisamente para confirmar el avance en el hospital primerio José Shendell de Corinto y también en el hospital departamental de Chinandega.

Todo lo que es salud prioridad absoluta en estos tiempos difíciles que vive, que vivimos como humanidad, todo lo que es salud, todas las instalaciones, los equipamientos, el modelo de presencia directa, toda esa búsqueda, todo ese encuentro y toda esa labor de 24 por 24 para juntos promover la comprensión de nuestra responsabilidad ciudadana en salud, porque no es únicamente la institución, Ministerio de Salud, sino la ciudadanía con esa creciente conciencia de responsabilidades, de deberes, de derecho, tenemos derecho a la salud, y tenemos el deber de cuidar cada uno y en cada hogar y cada familia y comunidad, la salud como don de Dios”, reiteró la compañera vicepresidenta.