MINISTERIO DEL PODER CIUDADANO PARA LA SALUD

INFORME DE CENSO NUTRICIONAL 2020
 
Del 13 de Marzo al 16 de Mayo de 2020 se llevó a cabo el Censo Nutricional Nacional, dirigido a Niñ@s de la Primera Infancia y a Niños en Edad Escolar de las Escuelas Públicas de Primaria de todo el País, en donde participaron Miembros de la Red Comunitaria, Trabajadores de la Salud y de Educación, realizando Visitas Casa a Casa y a Escuelas Públicas de Primaria.

Los resultados de este Censo con respecto al Censo de 2016 son:

Se evaluaron 609,597 niñ@s de la primera infancia (menores de 6 años):
La desnutrición aguda ha pasado de 5.8% en 2016 a 4.6% en 2020
La desnutrición crónica disminuyó de 13.7% en 2016 a 10.0% en 2020
El sobrepeso ha pasado de 8.5% en 2016 a 6.1% en 2020
La obesidad ha pasado de 4.2% en 2016 a 2.6% en 2020

Se evaluaron 681,330 niñ@s en edad escolar:

La desnutrición aguda ha pasado de 4.9% en 2016 a 3.2% en 2020
La desnutrición crónica ha pasado de 9.3% en 2016 a 8.2% en 2020
El sobrepeso ha pasado de 9.0% en 2016 a 5.5% en 2020
La obesidad ha pasado de 2.6% en 2016 a 1.3% en 2020.
 
Este Censo y sus Resultados fueron validados por el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP-SICA).

Censo Nutricional en Niñ@s de la Primera Infancia (0 a 6 años) 2020

Censo Nutricional en Escolares 2020

¿Cómo estaríamos si no hubiera habido intentona golpista?

La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, en su comunicación con los medios valoró que los resultados del censo serían mejores, pero las acciones de desestabilización en el 2018 impactaron en algunos indicadores.

"¿Cómo estaríamos si no se hubiese dado esa interrupción terrible en el 2018, de la paz y el bien, esa alteración de la paz, ese ataque contra el bien común en esos meses duros, difíciles pero victoriosos al fin, victorias de la paz y el bien en nuestra Nicaragua?", preguntó.

"Todos estos parámetros, todos estos números serían mejores si no hubiésemos sufrido esos ataques terribles contra la paz y el bien, contra el sentido poderoso de familia y de comunidad que hay en Nicaragua", valoró.

"Todo esto es del 2016, pasando por ese paréntesis, por esa ruptura que representó dolor, sufrimiento, violencia en nuestro país", explicó.

También dijo que "esa dolorosa interrupción del 2018 que nos hizo retroceder en términos económicos, todos lo sabemos que nos golpeó pero el pueblo de Nicaragua que tiene a Dios en el corazón es capaz, como hemos sido capaces de trascender, de superar, y sobre todo de avanzar con trabajo duro pero avanzar, con dedicación avanzar, con fe y esperanza, avanzar".