Los legisladores de la Asamblea Nacional de manera unánime aprobaron la adhesión de Nicaragua al Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto, destinadas a prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal no declarada y no reglamentada.

Antes de la aprobación, la presidenta de la Comisión de Asuntos Externos diputada Iris Montenegro leyó el dictamen favorable que aprobaron para remitirlo al plenario que decidió respaldarlo en cada una de sus partes.

Este acuerdo fue aprobado el 22 de noviembre del 2009 en una Asamblea General de la FAO y entró en vigencia el 5 de junio del 2016. Este tratado es el primero de carácter vinculante centrado en la pesca ilegal no declarada y no reglamentada.

"Además establece un conjunto mínimo de criterios que los estados partes deben aplicar cuando un buque de pabellón extranjero solicitan entrar o permanezcan en un puerto. El objetivo del acuerdo es prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal no declarada y no reglamentada mediante la aplicación de medidas eficaces del estado rector del puerto garantizando así el uso sostenible y la conservación a largo plazo de los recursos marinos vivos y los ecosistemas marinos, de esta manera el acuerdo reduce los incentivos para que estos buques continúen operando y además frena el flujo de productos pesqueros derivados de la pesca ilegal hacia los mercados nacionales e internacionales", detalló Montenegro.

El legislador José Figueroa manifestó que este acuerdo está en concordancia con la política de seguridad alimentaria que promueve el Gobierno Sandinista.

"La aprobación de este acuerdo consiste en que el estado de Nicaragua asume un compromiso como lo han asumido muchos otros para garantizar que haya la explotación de estos recursos como la pesca de forma sostenible y racional y evitar en lo posible la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, por el apoyamos esta adhesión porque busca como proteger la vida y la seguridad alimentaria de todos los nicaragüenses", señaló Figueroa.