La vicepresidenta compañera Rosario Murillo destacó este miércoles el lanzamiento de la Jornada de Lucha Antiepidémica que calificó de un plan intensivo contra las enfermedades generadas durante el invierno y que podrían ser causa de muerte.

Hoy está lanzándose la Jornada de Lucha Antiepidémica en todo el país, un plan intensivo de lucha antiepidémica que ayer describíamos, que tiene que ver con todo lo que hacemos todo el tiempo en estas temporadas lluviosas para eliminar criaderos de zancudos, para proteger contra el dengue, el chikungunya, el zika, explicó.

Dijo que esa Jornada servirá “para seguirnos protegiendo, seguir trabajando contra el coronavirus, casa a casa, barrio a barrio, comunidad a comunidad, familia a familia, de persona a persona”.

Instó a seguir trabajando con buen corazón y avanzar, a la vez que anunció que este fin de semana cerramos lo que se llama pesquisa para el Mapa Nacional de los Padecimientos y el nuevo Mapa de Salud en Nicaragua.

Pero, por supuesto, que seguimos en nuestro modelo de presencia directa, en la búsqueda de hermanos y hermanas que puedan necesitar de centros de salud, de los hospitales, de la atención cristiana, esmerada, solidaria, con devoción, porque en nuestro pueblo, para nosotros, en el rostro de nuestro pueblo vemos el rostro de Dios Nuestro Señor, en el rostro del pueblo, el rostro de Dios y trabajamos con convicción cristiana para avanzar, para avanzar cumpliendo con nuestro deber de protegernos, de cuidarnos, de querernos, de atendernos, cada día más, dijo.

Y le pedimos siempre todas las noches, todas las mañanas al Señor, que nos dé fuerza, fortaleza, porque nos da, que nos dé más para seguir trabajando, dedicados, ese es nuestro orgullo, la dedicación, la conciencia que crece, al servicio a todos los nicaragüenses, resaltó.

Destacó que se brinda servicio a las familias, a las personas, con respeto a la dignidad de las personas, con verdad, misión cristiana y solidaria es la que tiene este Gobierno de las familias nicaragüenses, cristiana y solidaria, nuestra misión, por lo tanto es una misión que habla con la verdad, que actúa con la verdad, no solo palabras, actuación, en todos lados, caminar con la verdad, caminar con la potencia de Cristo Jesús.

“Y así nos sentimos y le pedimos, decimos, con toda humildad, le pedimos cada día al Señor, que nos bendiga con ese conocimiento, añadió.

En primer lugar reconocer que todo se lo debemos a Dios, que somos humildes servidores de Dios y el prójimo que es para nosotros Dios Nuestro Señor. Humildes, modestos, servidores, expresó.

Así lo sentimos y orgullosos de serlo. Y no nos envanecemos, no nos llenamos de locura, de vanidad, no. Cada paso que damos lo vamos haciendo como seres humanos. Qué decimos, cuando decimos como seres humanos, sabiendo que todo se lo debemos a Dios. Nosotros lo que le pedimos como seres humanos es que nos proteja, que nos fortalezca, y que nos dé esa iluminación que a diario recibimos, que nos la siga dando para ver con claridad, no solo el paso de hoy, sino el paso de mañana y avanzar, reiteró.

Abogó por avanzar sin vanidades, sin pretensiones, con modestia, con humildad pero avanzar sirviéndole a nuestro pueblo y a las familias con amor y esperanza.