El Ministro Agropecuario Edward Centeno destacó que las primeras lluvias caídas en Nicaragua en las últimas horas despiertan las expectativas entre los productores, pero señaló que los expertos aconsejan esperar hasta que el invierno se estabilice por la tercera semana de mayo para iniciar las siembras, cuando los suelos estén saturados.

El compañero titular del MAG compareció este lunes en el programa En Vivo del Canal 4 de televisión y resumió varios aspectos del ciclo productivo 2020-2021.

Es una mañana fresca, el reporte que tenemos es que en casi todo el país llovió y se cumplen los pronósticos de Ineter de que para estos días caerían las primeras lluvias, que siempre son esperadas con esperanza, comentó.

No obstante, Centeno indicó que los especialistas recomiendan tener cierta prudencia, esperar que el invierno se estabilice para que el suelo tenga la suficiente humedad. Indudablemente que en esto el productor, el campesino, sabe, pero es bueno compartir lo que los especialistas en estos temas recomiendan y transmitirlo.

Sugirió además esperar a que se estabilice el invierno en la tercera semana de este mes de mayo. Se espera que sea un buen invierno de acuerdo a lo que los especialistas consideran un invierno neutro, esto significa que las lluvias sean bien distribuidas y suficientes para que tengamos una buena producción en el ciclo agrícola 2020-2021.

Recordó que el ciclo agrícola empieza en mayo y termina en abril. Pero la producción no se detiene, por efecto de la temporalidad o sea la siembra en primera, en postrera y en apante, sin embargo, la producción por ejemplo pecuaria, la producción de carne bovina, de leche, la producción de huevos, carne de pollo, de cerdo, esa se mide anual, de enero a diciembre. explicó.

Añadió que el comportamiento de estos rubros va muy favorable, con crecimiento aceptable y con buen abastecimiento al consumo nacional.

Dijo que obviamente hay que preparar las metas de producción de lo que es ciclo agrícola 2020-2011. Señaló que para ello se ha realizado una serie de encuentros con productores en todo el territorio nacional, todo el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio en las que se ha conversado, analizado, cuáles eran las expectativas de los productores en cuanto a producción de granos básicos, rendimientos en producción de leche, las granjas porcinas, y otros temas.

Eso nos permite hacer el análisis de la situación con el comportamiento que han tenido los ciclos agrícolas en años anteriores, las siembras históricas y las expectativas de los productores, se establecen las metas de producción”, dijo.

Este es un plan de producción de los productores que es recogido por el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio y estable las metas para poder dar el seguimiento y conocer cuál es el comportamiento de la siembra, la producción y el abastecimiento al consumo nacional, que gracias a Dios en todos estos años la producción ha venido creciendo, es suficiente para que las familias tengamos en Nicaragua el alimento de todos los días, indicó.

Explicó que el plan de producción considera aspectos importantes para su cumplimiento, lo que es el respaldo a este plan por parte de las políticas del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

En primer lugar, están las políticas nacionales de productividad, el impulso de la productividad, con el acompañamiento de nuevas tecnologías que se han venido trabajando durante todos estos años y que son compartidas con los productores para su implementación.

Recordemos que el productor acoge aquellas tecnologías que consideran le pueden ser útiles para aumentar su producción, mejorar sus ingresos, y estas tecnologías que se ponen al servicio de los productores, por ejemplo, variedades de semillas de frijoles, de arroz, plátanos, hortalizas, esas tecnologías se ponen al servicio de los productores a través de encuentros, capacitaciones, las escuelas técnicas de campo y una serie de acciones que desarrollamos como Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, añadió.

Eso permite garantizar que haya producción pero también ir logrando incremento en la producción por unidad de superficie, por manzana, rendimiento. Eso se ha venido logrando todos estos años. Hemos pasado en la misma área en la producción de frijol por ejemplo, de 1.9 a 2 millones de quintales, a 4.3 millones que cerramos en el ciclo que acaba de concluir, precisó el titular del MAG.

El otro tema que destacó es la implementación de las estrategias de la producción nacional, que se han venido realizando durante todo este tiempo. El año pasado se hizo el lanzamiento de 25 estrategias, que van desde la producción de granos básicos hasta la producción pecuaria, hortalizas, cerdos, aves, producción de leche, citó.

Explicó que todas esas estrategias tienen la finalidad precisamente de apuntalar, aumentar, la producción nacional, la productividad, con la incorporación de estas estrategias, la facilitación de trámites, el acceso a tecnologías y los programas que se manejan desde las instituciones, para la pequeña producción familiar, cooperativa, comunitaria y esto se acompaña de acciones, como los bancos comunitarios de semillas.