El Gobierno Sandinista ya viene trabajando en las proyecciones del Ciclo Agrícola 2020-2021, el cual tendrá un importante componente para el fomento y promoción de la agricultura familiar en los principales rubros productivos de Nicaragua.

Representantes de las instituciones que integran el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio se reunieron en las instalaciones del Ministerio Agropecuario (MAG) para revisar el cumplimiento de los planes de trabajo del ciclo 2019-2020 y las acciones a implementarse para el nuevo ciclo productivo que inicia con la siembra de primera.

En los anteriores meses el gobierno ha dado a conocer 26 estrategias en los distintos rubros productivos, que se han venido implementando con grandes resultados.

Edward Centeno, titular del MAG resaltó que el ciclo 2019-2020 ha tenido resultados muy satisfactorios en cada rubro, por lo que las proyecciones futuras indican un mayor crecimiento productivo.

Nos estamos preparando para el ciclo productivo 2020-2021 a través de un plan para fomentar la producción familiar a nivel nacional, priorizando 19 productos fundamentalmente aquellos que están concentrados en la agricultura familiar. Pero el Plan de Producción contempla indudablemente todo el aspecto productivo del país, grandes, medianos y la agricultura familiar los pequeños productores”, explicó Centeno.

A grandes rasgos el plan contempla impulsar la productividad, dar valor agregado a la producción y con esto lograr mayores ingresos en el comercio local y en las exportaciones.

Con esta agregación de valor y más producción queremos continuar llegando a los mercados internacionales, queremos continuar avanzando en la producción nacional para fortalecer la seguridad y soberanía alimentaria y también para lograr exportar nuestros productos”, añadió Centeno.

Cada una de las entidades que integran el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio se desplazarán por todos los municipios y regiones del país, para promover mejores prácticas productivas y nuevas tecnologías, apoyando a todos los productores y principalmente a los pequeños y micros aglutinados en cooperativas.

Centeno resaltó que las estimaciones meteorológicas proyectan un “buen invierno cosechero”, así como lo fue el ciclo 2019-2020 que garantizó mercados abastecidos y excelentes exportaciones.

Hay producción, hay inventario, hay abastecimiento en los mercados de todos los productos y esto es muy importante porque el ciclo de primera que empieza en mayo precisamente y con las lluvias siempre están bien y con ello renace la esperanza, seguimos con cifras positivas en la producción”, dijo Centeno.

Entre los principales rubros que se van a fortalecer se encuentran los granos básicos, frutas, hortalizas, productos lácteos, producción bovina, aves, porcina, caprino, sorgo, maíz blanco y amarillo, arroz, frijoles, plátanos, café, tubérculos y otros.