La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua destacó que este fin de semana se realizan más de 2 mil 800 actividades entre religiosas, deportivas, recreativas, culturales, gastronómicas, turísticas, “que como decimos con orgullo, es toda dulce y vive llena de amor, promoviendo paz y bien”.

“Más de 2,800 actividades realizándose en todo el país y la vida buena, la vida del pueblo nicaragüense que sabe invocar a Dios para incrementar la esperanza, para alentarnos,para animarnos cada día adelante”, comentó.

En este sentido dijo que están trabajando con responsabilidad, con serenidad, con prudencia “porque sabemos que tenemos un pueblo lleno de confianza en Dios con todo lo indispensable para garantizar transcendencia, que es la calma en primer lugar, la cordura, la tranquilidad, la responsabilidad de estado, de gobierno, de instituciones y de cada ciudadano y ciudadana en este momento, en que el mundo entero y cada estado y cada gobierno va tomando sus medidas según su situación, sus circunstancias”.

“El mundo entero tiene preocupación, gracias a Dios con la responsabilidad que nos caracteriza como pueblo de Dios, con la serenidad que nos caracteriza, la fuerza de espíritu, de alma la cordura, la calma, la tranquilidad, vamos adelante”.

La compañera Rosario destacó que en todo el país se ha estado en comunicación con las autoridades de salud, “estamos gracias a Dios hasta este momento bien y esperamos, Dios mediante con el favor de Dios seguir bien. Eso no quiere decir que no mantengamos todas las actividades de lo que llamamos educación preventiva, permanente con todos los sectores de nuestra población de la familia, de las comunidades”, subrayó.

“Nosotros damos gracias a Dios, sabemos que somos privilegiados porque tenemos este modelo social, este modelo de salud, de educación que viene organizada desde la comunidad y eso nos ayuda a trabajar mejor estas situaciones, y siempre invocando a Dios y con su favor, de su mano, ahí vamos, caminando”.

Agregó que sobre todo el Gobierno de Nicaragua quiere trasladar a todas las familias que lo principal en estos tiempos de desafíos globales para el mundo entero, el sentido de responsabilidad, estar pendiente de las informaciones, de las medidas que van emanando de las autoridades internacionales y nacionales de salud y ser calmos, serenos, prudentes, tranquilos, cuerdos y sobre todo mantener en alto la confianza que tenemos en Dios y la confianza que tenemos entre la familia sobre nuestra capacidad para asumir las responsabilidades ciudadanas con el máximo de seriedad.

Dijo que siempre las autoridades se mantienen en preparación y viendo con mucha alegría que todas las actividades se están realizando en absoluta calma, normalidad y esperanza, con la esperanza en alto.

“En nuestra Nicaragua toda dulce, con amor, se presenta y vive y se presenta a los pueblos del mundo, promoviendo desde ya todas las ventajas de un país que sabe vivir con cariño, recibir a los visitantes con cariño, promoviendo lo que llamamos el verano pero este año decimos, nuestra Nicaragua es toda dulce. Y ofrecemos esa dulzura con amor para los pueblos hermanos y con amor para nosotros, aquí las visitas a familiares en otros municipios, comarcas, comunidades, barrios, y luego las visitas también a todos los centros recreativos, de esparcimiento”.

“Sabemos que en este tiempo de verano disfrutamos gastronomía, disfrutamos tradiciones religiosas, también disfrutamos de los espacios de recreación y todo eso nos hace animosos, un pueblo capaz de trabajar con amor, de avanzar con amor y de vivir con fe amor y esperanza, con la confianza que crece en Dios nuestro Señor”.

“Estamos en comunicación admirados de vernos como vamos paso a paso, con humildad, con serenidad, sin estridencia, con prudencia, como vamos adelante y invocando a Dios en cada momento de nuestras vidas”.

La compañera vicepresidenta dijo que estamos pendiente al segundo, al minuto, de cualquier evento que pueda representar una alerta, una amenaza para la familia.

Agregó que tenemos que saber enfrentar los retos juntos, los desafíos juntos y transcender juntos porque nuestra Nicaragua vive con amor todos los tiempos, estos tiempos de alerta y amenazas globales con este virus.

“Nosotros hemos dicho, juntos todos trabajando con amor y responsabilidad, con mucha seriedad, mucha prudencia, mucha calma, mucha tranquilidad para trascender y siempre nuestras oraciones nuestra solidaridad para todos los países y pueblos del mundo donde hay alertas especiales, alertas extremas hermanos fallecidos, familias dolientes y bueno, cada país tomando sus medidas de acuerdo a sus circunstancias, nosotros con ese respeto absoluto que nos caracteriza a las medidas y a las maneras que tiene cada pueblo, cada estado de trascender estos tiempos difíciles”, finalizó.