La doctora Martha Reyes, epidemiología del Minsa, aseguró que en Nicaragua se cumple con los protocolos y recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para atender posibles casos de coronavirus que se propaga en la región de Las Américas.

A nivel mundial hasta el día de ayer, según información de la Organización Mundial de la Salud, tenemos un total 113 mil 672 casos confirmados con 4 mil 12 fallecidos por esta causa. 109 países ya afectados fuera de China y oficialmente hasta el día de ayer teníamos 14 países afectados a nivel de la región de las Américas. Hoy con un comunicado que sacó el Ministerio de Salud de Honduras se agregan 2 casos más y se habla de manera extraoficial también de casos en Bolivia y en Jamaica”, informó Reyes, durante una entrevista con el periodista Alberto Mora.

Es muy importante la responsabilidad que ha tenido nuestro gobierno de estar informando diariamente a través de la conferencia de prensa que tiene establecida el Ministerio de Salud, de la situación del coronavirus a nivel mundial y específicamente a través de la vigilancia, la información que se obtiene en nuestro país. Todos los países han establecido que la única manera de poder informar a nuestra población es de la manera oficial, o sea de los datos que se tienen. Recordemos que nuestro país ha estado trabajando en un protocolo de preparación y de respuesta ante la llegada de esta situación de un cuadro respiratorio producido por este nuevo virus, que eso implica el fortalecimiento de la vigilancia en los 13 puntos de entrada, en todas nuestras unidades de salud tanto públicas como privadas hay una vigilancia fortalecida y activa para determinar oportunamente esos primeros casos”, agregó.

Expuso que la atención que se debe brindar a través de los 19 hospitales que están distribuidos a nivel nacional, implica personal capacitado, equipamiento de protección, medicamento e insumos requeridos para la atención.

Es importante también la información que se brinda a diario de manera oficial y el poder comunicar a nuestra población que el elemento fundamental para contener esta situación son las medidas preventivas y eso depende de cada uno de nosotros, el realmente adquirir esos hábitos para poder protegernos nosotros mismos y a nuestros familiares y sobre todo a ese grupo que nosotros consideramos de mayor riesgo que es el adulto mayor”.

Precisó que según las autoridades de salud a nivel internacional, de cada 100 casos, 81 desarrollan cuadros leves como una gripe normal que nosotros estamos acostumbrados a enfrentar. “Pero tenemos un 19% de los cuales van a cuadros graves, y un 5% de esa parte del 19 son los que desarrollan cuadros críticos y que pueden llegar a fallecer y desgraciadamente ahí estamos los adultos mayores y sobre todo si tenemos una enfermedad crónica de base, entonces es una responsabilidad nuestra cumplir con esas medidas preventivas para poder realmente contener la transmisión, no evitarla, pero si contenerla y poder proteger a ese grupo de mayor riesgo que es el adulto mayor”.

Reiteró que Nicaragua no tiene restricción de ingresos al país, sin embargo recordó que “ya el sistema que nosotros teníamos establecido en las fronteras, aeropuertos y puertos vino a fortalecerse ante este nuevo evento. Eso significa la toma de temperatura, el recolectar la información requerida, si viene de países donde se ha presentado (el Covid-19), el seguimiento que se puede hacer y la indicación importantísima de que si presentan síntomas respiratorios una vez que ha regresado acuda a la unidad de salud más cercana para su adecuada atención, su determinación de si hay una situación de nexo epidemiológico para garantizar el diagnóstico. Nosotros tenemos ya en nuestro país la capacidad de hacer diagnósticos a nivel nacional y poder establecer si sale negativo las medidas que corresponden de atención en base a que virus está produciendo esta enfermedad respiratoria, y si saliese positivo, pues tomar las medidas de atención que ya están establecidas en cada hospital que está designado un área para la atención, un personal para la atención, el equipamiento para la seguridad y los insumos para atender los diferentes casos que se puedan presentar”.

Reyes explicó que el coronavirus es un riesgo latente en todo el mundo “y lo más importante acá es tener la preparación que nuestro gobierno ha establecido para poder enfrentar la situación de los primeros casos y también de los casos que se presenten posteriormente en los diferentes escenarios”.

Nosotros hablamos en este momento de un escenario en el que no tenemos casos, después puede ser un escenario de que venga un caso importado, después puede ser un escenario donde tengamos un grupo de casos en determinado territorio y ya puede ser el último escenario que es la diseminación a nivel nacional. Por eso nuestros protocolos se están trabajando y se van actualizando conforme las recomendaciones de la OMS para ir adecuándolos. En estos momentos nosotros trabajamos hacia la captación oportuna y la atención, estamos ya trabajando también hacia el proceso de que se presenten brotes o grupos que puedan ser afectados y también hacia una diseminación. La verdad es que son etapas que todos los países han estado desarrollando para poder enfrentar de una mejor manera la situación que se está presentando y contener la transmisión”, indicó.

La especialista en epidemiología aseguró que el personal médico se ha capacitado desde el inicio con toda la información de este nuevo virus, “en que lo conozcan, cómo se transmite y también en las medidas ya establecidas a nivel de las unidades de salud de cómo prevenir las infecciones que se pueden transmitir internamente”.

En este sentido, también la parte del personal de salud maneja el lavado de manos desde el punto de vista técnico. El personal de salud tiene su equipo de protección ya establecido. Tenemos kits distribuidos en las unidades para, ante la presencia de cualquier caso sospechoso, también el personal se logre proteger. Hay un nivel de protección cuando tenés un contacto indirecto y también un mayor nivel de protección cuando tomás una muestra o cuando estás cerca de un paciente que puede tener un nivel mayor de complicación que necesitas estar más cerca de él y que tenemos que proteger. Eso significa que hay áreas definidas para quitarse el traje que se usa, la gabacha desechable, también tu mascarilla, tus anteojos, tu gorrito y eso se deja a un espacio, después pasa a un área donde él se baña para terminar de eliminar todas las situaciones de poder contaminarse, para poder salir ya al ambiente, y no constituirse él también en el proceso de transmisión a otras personas. Primero protegerse él como personal de salud y también de esa manera proteger a los compañeros de trabajo, a su misma familia, que son elementos claves que ya están establecidos y se están desarrollando”.

La doctora Reyes también informó que “nosotros hemos hecho simulacros, tanto en puntos de entrada para ver cómo operativamente estamos funcionando y fortalecer algunos aspectos que lo requieran. Y también eso llega hasta el hospital de cómo entra, cómo lo captan, si están cumpliendo con el protocolo establecido de seguridad y cómo se maneja internamente, todo eso para detectar cualquier situación que amerite fortalecerse. Entonces estamos trabajando en esa línea para asegurar tanto la atención del paciente como la seguridad de nuestro personal para brindar la mejor atención que corresponde”.