La compañera vicepresidenta Rosario Murillo resaltó hoy que Nicaragua está hecha de amor, vigor y de gloria, al destacar la celebración de la Semana del Amor en nuestro país.

Nuestra Nicaragua de alma, vida y corazón. Nuestra Nicaragua que fortalece paz, dignidad, seguridad, patria y porvenir todos los días. Nuestra Nicaragua siempre libre, dijo en su mensaje de este lunes.

Recalcó que esta es una Nicaragua de todos, siempre libre. Que va siempre más allá en paz y bien y con bien común en nuestros corazones, trabajando por el bien de todos, con todos, nuestra Nicaragua libre, bendita y libre, y libre de odios, sobre todo bendecida con tanto amor.

Nuestra Nicaragua libre, libre de arrogancias, libre de imposiciones, libre, sencillamente libre, como pueblo digno, pueblo de Darío, pueblo de Sandino, somos libres, jamás volveremos a ser esclavos. Nuestra Nicaragua libre, recalcó.

Dijo que todos los días son para el amor. Nuestro Darío nos enseña que es la llama y el perfume que embalsama la humanidad, el amor, dijo.

Luz de sus fuegos, gozád del sol, gozád de la luz, armonía, dice Darío, gozad de la tierra que un bien cierto encierra, amor, amor, amor, citó al poeta universal.

El corazón del cielo latiendo por la victorias, de esta vida, de este vivir, que es un combate y una gloria, añadió.

Hay de aquel que nunca ha sabido lo que es amor y vamos recorriendo todos estos caminos en este plano de vida, que nos vierte fuerza y calor, y vamos al otro plano por el reino del amor, expresó.

Amor, amor, amor, Semana del Amor, de amistad en nuestra Nicaragua siempre libre, nuestra Nicaragua libre, libre de odios, y esta Semana del Amor, la dedicamos a una Nicaragua libre de odio, con amor en grande, abogó la compañera Rosario Murillo.

Una Nicaragua Libre, fraternal, solidaria y cristiana. Aquí es donde el corazón del cielo late por las victorias. Aquí es donde la vida es un combate y es una gloria, y aquí es donde aquí es dónde sí sabemos que es amor, expresó.

Señaló más adelante que cantando a la vida y a la esperanza, cantando al amor, el corazón del mundo late por las victorias.

El corazón del cielo late por las victorias. Sabemos que todo es posible con el poder del amor y hay de aquél que nunca ha sabido lo que es amor”, advirtió.

Nuestro pueblo vive el amor. Amor a su fiesta convida. Todos tenemos en la vida, amor a sus fiestas convida”, añadió.

¿Para qué los odios funestos de los ingratos?, estas son palabras de Rubén Darío, ¿para qué los odios funestos de los ingratos, para qué si amor es lo que todos debemos desarrollar como personas y realidad, que embalsama a la humanidad?”, preguntó.

En nosotros, la vida, vierte fuerza y calor y vamos al otro plano por el camino del amor. ¿Para qué las envidias viles y las injurias, dice Darío, cuando retuercen sus reptiles, pálidas furias?, para qué los odios funestos de los ingratos”, prosiguió.

Para qué los lividos gestos de los Pilatos. Soñemos en una celeste y mística rosa, cojamos la flor del instante, la melodía de la mágica alondra, cante la miel del día!, Amor a su fiesta convida”, agregó.

Con Darío celebramos todos los días en esta semana en particular el Amor en grande, que nos reúne, que nos restaura, que nos reverdece, a todos los nicaragüenses que sabemos, que nos queremos nosotros mismos y que el amor al prójimo es la guía y la base de nuestras vidas, en el avance lleno de esperanza hacia adelante”, subrayó.

Vivimos, también lo dice Darío, en el país del Sol. Este es el país del Sol, este es el país del amor, siempre más allá compañeros y compañeras con amor y esperanza”, señaló.

Vencemos y seguimos venciendo en el nombre poderoso de Jesús, príncipe de la paz y del cariño”, concluyó.