Con una inversión de 10 mil dólares aportados por la República China (Taiwán),las familias de Muy Muy inauguraron una serie de mejoras a la casa materna del municipio, en el departamento de Matagalpa.

La compañera Sonia Castro, ministra asesora del presidente para temas de salud, dijo que el aporte invertido en la casa materna de esa localidad, ubicada a 97 kilómetros al norte oeste de Managua, forman parte de una donación total de medio millón de dólares que Taiwán aportó a Nicaragua el año pasado para habilitar casas maternas y puestos de salud.

Recordó que esta casa materna lleva un nombre de varón el doctor Rubén Rodríguez que fue alcalde sandinista de este municipio y que era su sueño tener esta casa materna y esperamos que esté en la Gloria del Señor también regocijado por este logro como también a su esposa (su viuda Johana Esperanza Lumbí) la alcaldesa de este municipio.

Muy Muy tiene 18 mil habitantes, cuenta con 17 sectores, 8 puestos de salud, 22 brigadistas, 44 puestos de salud y 24 comunidades pero solo tenemos 22 parteras por lo que tenemos que reproducir 22 parteras más para atender otras comunidades, dijo la doctora Castro.

Matagalpa es uno de los dos departamentos del país con mayor población al tiempo que recordó que es el que aportaba más muertes maternas durante los gobiernos neoliberales, pero el año pasado solamente registró dos muertes maternas, indicó.

Este municipio tiene 15 años de no tener muertes maternas, brindamos un aplauso a las mujeres, añadió la asesora presidencial y recordó que en Muy Muy todavía funciona el comité que apoya la casa materna.

Este municipio tiene un 22 por ciento de mujeres embarazadas pero hay que prepararse mejor, aprender algo que nos permita desarrollar nuestras necesidades económicas y embarazarnos después y esto significa que las parteras y la entrega de anticonceptivos tienen que ser más eficientes.

La doctora Castro definió a Muy Muy como un municipio en victorias en Nicaragua y por eso el comandante Daniel y la compañera Rosario cuentan con muchos programas que van dirigidos al cuido de la mujer.

178 casas maternas operan en Nicaragua. Es un ejemplo reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OPS) dijo la doctora Castro, quien ofreció su agradecimiento al pueblo y gobierno de Taiwán por el apoyo que viene brindando a la salud de los nicaragüenses.

El embajador taiwanés en Nicaragua señor Jaime Chin Mu Wu agradeció las palabras de las dirigentes populares y autoridades locales de la salud,  quienes pusieron bien alto la solidaridad que la nación asiática viene brindando al bienestar de los nicaragüenses.

Precisó que en las dos semanas al inicio del año ha participado en ocho actividades en el país relacionadas con la salud de los nicaragüenses que incluye la aportación de equipos para personas con discapacidades, así como atención a las casas para personas con necesidades especiales.

Hemos viajado a muchos municipios y comunidades para inaugurar casas maternas y puestos de salud y somos testigo de ese progreso que ha tenido Nicaragua en la restitución del derecho a la salud que promueve el gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera vicepresidenta Rosario Murillo, dijo.

Todas las mujeres embarazadas de los municipios que hemos visitado me han manifestado que están muy contentas por las atenciones que están recibiendo y esto ha venido a reducir la mortalidad materna, precisó el diplomático durante el acto de inauguración de las mejoras del centro de Muy Muy.

Precisó que el año 2020 es de mucha paz y solidaridad y por eso reiteramos nuestro compromiso de seguir trabajando con el gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera vicepresidenta Rosario Murillo y con todos los ministerios para fortalecer el bien común de los nicaragüenses, dijo.

La joven embarazada que está siendo atendida en esa casa materna Karla Julissa Sevilla (primeriza) agradeció ese apoyo que viene ofreciéndoles el Gobierno sandinista.

El agradecimiento por la Red Comunitaria lo hizo la compañera Lorenza Delfina Matamoros quien también agradeció primero a Dios y a la República China (Taiwán) porque con este apoyo se contribuye a disminuir la muerte materna de las embarazadas.