El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, envió la tarde de este viernes, a través del Sinapred y la Alcaldía de Granada, más de 200 láminas de zinc y reglones de madera para la reconstrucción del Café de las Sonrisas y Hamacas Tío Antonio, dos establecimientos que sufrieron cuantiosos daños producidos por un incendio la noche del 1 de enero.

Antonio Prieto, mejor conocido como Tío Antonio, propietario de estos establecimientos, agradeció la buena voluntad del Gobierno de Nicaragua al expresar su solidaridad desde el momento que ocurrió la tragedia, al igual que el apoyo que ha recibido de la población.

"Aquí se va a construir el nuevo Café de las Sonrisas, más moderno", expresó Tío Antonio, al momento de recibir el apoyo del gobierno, mostrando y transmitiendo a sus colaboradores las mejores energías positivas para iniciar de nuevo.

Comentó que gracias a pesar de la dificultad provocada por el incendio no se han sentido solos gracias a la solidaridad.

"La sensación que tenemos de no estar solos, de que todo el mundo se ha solidarizado con nosotros y que vamos a poder afrontar este reto juntos, para nosotros esto es algo increíble"

"Desde el minuto uno cuando había más de 100 personas ayudándonos a sacar las cosas a la calle, cuando vinieron bomberos de 3 o 4 departamentos, cuando tienes a las autoridades a tu lado, cuando quieres desfallecer ves tanta gente que está en ese momento aportando ¿cómo vamos a rendirnos?, a partir de ese momento tu tiras para arriba no te puedes hundir", afirmó

Café de las Sonrisas era el único restaurante en América Latina donde todos sus colaboradores son personas sordomudas. En el 2017 ganó el prestigioso premio Excelencias Gourmet 2017, en la categoría de Integración Laboral Gastronómica.

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada

cafe-sonrisa-granada