El gobierno y pueblo de la hermana República de China (Taiwán) entregó al Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca) un donativo de 1 millón 470 mil dólares, equivalentes a 50 millones de córdobas, para seguir entregando el bono productivo alimentario.

El Embajador de China (Taiwán) en Nicaragua, Jaime Wu, recordó que se trata de un programa para emprendimientos de pequeños negocios en el campo, uno de los proyectos emblemáticos que promueve el Gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, para disminuir la pobreza y garantizar la seguridad alimentaria de los nicaragüenses.

Al respecto, recordó que su nación contribuye de manera significativa para este propósito desde el año 2008.

"Es un proyecto que hemos visto el desarrollo. Hemos sido testigos del desarrollo y los logros alcanzados a través de este programa. También vimos a las familias más necesitadas en el campo que van saliendo adelante y también mejoran su economía familiar", refirió antes de la firma del donativo.

En ese sentido, la titular del Mefcca, compañera Justa Pérez, indicó que este bono es la continuación del programa Hambre Cero, a través del programa productivo alimentario, que entre el 2007 y el 2016, convirtió en protagonistas a más de 200 mil familias, las que a su vez recibieron asistencia de los técnicos del Gobierno sandinista.

Y encontramos que de esas más de 200 mil familias hay una cantidad de experiencias exitosas de familias que han salido de la pobreza”, manifestó.

Pérez recordó que para el año 2017, el programa bono productivo alimentario se transformó en el programa de promoción de emprendimientos en el campo, con un acompañamiento de microcréditos a bajo costo.

Desde 2017, se alcanzan casi 25 mil protagonistas en este programa, es decir, familias en el campo que están a cargo de un negocio, de un emprendimiento, que le está generando ingresos para mantener a su familia”, refirió.