Hablar de Taiwán, es relacionarla inevitablemente con ciencia y desarrollo tecnológico, y no es por simple casualidad, ya que esta isla asiática ha logrado destacar por ser uno de los principales fabricantes de tecnologías a nivel mundial.

La República de China-Taiwán, depende del sector científico y tecnológico como un motor clave para el crecimiento económico y el progreso de la nación.

¿Cómo lo han logrado?

Taiwán cuenta con instituciones como el Instituto de Investigaciones sobre Tecnología Industrial, el Laboratorio Nacional para la Investigación Aplicada y el Instituto para la Industria informática (III) que han desempeñado un papel importante en el surgimiento de la nación como potencia tecnológica a través de la investigación, capacitando profesionales y apoyando el establecimiento de parques científicos.

La isla posee tres parques científicos que albergan empresas de alta tecnología de diversos continentes, estos están ubicados en el norte, centro y sur de Taiwán.

Los parques científicos buscan desarrollar constantes avances en campos tales como circuitos integrados, nanotecnología, optoeletrónica y maquinaria de precisión.

¿Sabías que Taiwán domina en más del 80% de los componentes de Iphone 7?

La isla próspera y con visión de futuro es el lugar que se ha convertido en el principal productor de la mayoría de componentes de los Iphone, desde el modelo 7 al modelo X. Hablamos de los elementos (CPU, embalaje, cámara, ensamblado, conector, amplificadores de potencia, memoria, estuche, batería, sistema de carga y panel suave) que hacen de estos dispositivos electrónicos los más buscados.

Los constantes estudios y la preparación técnica, profesional y educativa que facilitan los más altos niveles de competitividad han hecho que Taiwán pase a ocupar el primer lugar de asentamiento global de las industrias de circuitos integrados, o lo que popularmente se le conoce como chips.

Por si fuera poco, Taiwán cuenta con el Formosat-5, un satélite de observación con ultraresolución, fabricado en la isla y operado por la Organización Nacional del Espacio.

El Formosat-5 brinda imágenes de alta resolución de todo el mundo para llevar a cabo la investigación académica, realizar el monitoreo del medio ambiente, guiar la inspección y la prevención de desastres, así como identificar áreas vulnerables a deslizamientos de tierra.

Además de los innumerables avances en tecnología, desde hace unos años Taiwán se plantea convertirse en el Silicon Valley de Asia, promoviendo la innovación y mejorando el ecosistema de emprendimiento.

Sin duda alguna, la República de China-Taiwán trabaja incansablemente para brindando soluciones científicas y tecnológicas a las necesidades del mundo actual.