¿Has soñado alguna vez despertar en un lugar tan distinto que el silencio se mezcla con la solemnidad de un templo y las luces de una ciudad que no duerme?

Al otro lado del mundo existe un lugar mágico que guarda sus mejores secretos por descubrir, Taiwán. Suena lejos, y lo es, pero una vez que tus pies aterrizan en la isla de 36,197 kilómetros cuadrados cualquiera es capaz de percibir la sensación de adentrarse en un mundo nuevo y aún más al sentir el calor humano con el que te reciben, que te hará sentir como en casa.

Al recorrer las calles y avenidas de Taipéi el turista tiene un sinfin de lugares por descubrir, sabores orientales que disfrutar, incontables estructuras que cuentan por sí mismas la historia de siglos, ciudades que han renacido mostrando diversas formas de artes tradicionales, ostentosos edificios, verdes avenidas, y lugares donde se puede apreciar todo el quehacer cultural, humano, creativo y económico de una nación que está hecha de acero.

¿Qué hacer en la capital taiwanesa?

Si no fuera por el nacimiento del sol y sus pintorescos ocasos que brindan un espectáculo magistral, el turista no se daría cuenta del pasar del tiempo, un factor indispensable para unas verdaderas vacaciones.

Aunque para algunos Taipéi es una ciudad que no descansa porque el comercio en ella está vivo día y noche, lo cierto es que además tiene atracciones para todos los gustos.

Una parada obligatoria es el famoso rascacielos Taipéi 101. Se trata de la maravilla arquitectónica en forma de caña de bambú de 508 m de altura, que recibió ese nombre por los 101 pisos que lo conforman y se ha convertido en un punto de referencia para el Distrito Xinyi, catalogándose como uno de los edificios más altos del mundo. Al visitarlo podrás viajar al cielo en uno de los elevadores más rápidos del planeta, que puede trasladarte del piso 5 al 89 en tan sólo 36 segundos que literalmente pasan “volando”. Desde allí la vista de 360º muestra la grandeza y desarrollo de China- Taiwán.

taiwan-turismo-taipei

Foto:Mercado Nocturno/ Agencias

 

El Taipéi 101 no sólo se trata de un tesoro cosmopolita, en su interior hay un lujoso centro comercial que ofrece desde los diseños de moda más exigentes hasta exquisitos lugares donde podrás deleitarte con la comida taiwanesa como unos dumplings o el infaltable té de burbujas.

Vuela sin límites desde el centro de Taipéi con tecnología de punta

A pocos metros del rascacielos Taipéi 101 se encuentra el “I-Ride-Taipéi”, que tiene un sistema de vanguardia con algoritmo de movimientos para llevarte a volar sobre montañas taiwanesas o sumergirte en las profundidades de sus costas cruzando el tiempo y el espacio con la tecnología más avanzada y sin moverte de una butaca.

El “I-Ride-Taipéi” es un lugar donde tus cinco sentidos explotarán con el festín audiovisual.

taiwan-turismo-taipei

Foto: Entrada principal al I- Ride- Taipéi/ El 19 Digital

Recorriendo sobre ruedas la capital de Taiwán

Otra opción para conocer más de cerca Taipéi es realizar una caminata por algunas avenidas, siendo una buena opción para los osados exploradores que gustan relajarse y descubrir por su propia cuenta los mercados nocturnos, muy populares por cierto. En ellos el turista encontrará desde productos tradicionales y tecnológicos hasta una muestra de la gastronomía popular cuyo aroma se percibe en todo el entorno.

taiwan-turismo-taipei

Foto: Vista General del Museo Nacional del Palacio en Taipéi/ Agencias.

Museo Nacional del Palacio, que resguarda tesoros históricos

Otro lugar indispensable a conocer es el Museo Nacional del Palacio, que resguarda la historia humana y artística de una nación en casi 700 mil piezas de arte incluyendo caligrafía, pinturas famosas, bronces, tapices, porcelanas, jades, libros raros y documentos históricos en seis galerías independientes y ocho galerías de arte.

Para iniciar el viaje a través de los siglos en este monumento de 4 pisos el visitante tiene a su disposición el servicio de sistema de audioguías que permiten mantener serenidad dentro del museo, mismo que está disponible en los idiomas chino mandarín, taiwanés, hakka, chino, inglés, japonés y coreano, español, francés, alemán, cantonés, tailandés, vietnamita, indonés, y lenguaje de señas.

taiwan-turismo-taipei

Foto: Repollo de Jadeíta, una de las obras de arte más reconocidas en Taiwán que se encuentra en el Museo Nacional del Palacio/ El 19 Digital

Si has visto en distintas tiendas de souvenires pequeñas réplicas del “Repollo de jadeíta”, esta es una de las obras más reconocidas de Taiwán. En el museo encontrarás la escultura de colores verde y blanco con una langosta camuflada entre sus hojas que simboliza fertilidad y abundancia.

Luego de trasladarte en el tiempo con las distintas exposiciones, en el museo hay una tienda de souvenir donde se puede adquirir espectaculares recuerdos para llevar a casa. De igual forma es justo y necesario caminar por el relajante jardín Zhishan, que realza la belleza del museo.

La fascinante y próspera cultura de la República China (Taiwán) que aporta vitalidad y profundidad al presente te espera para envolverte con su encanto y su emocionante vida urbana.