El presidente Daniel Ortega aseguró que los nicaragüenses “somos amantes de la paz, queremos la paz, siempre hemos dicho, siempre hemos buscado los caminos para la paz, y hoy más que nunca estamos comprometidos con la paz”.

Y ahí están los instrumentos legales institucionales para garantizar la paz y la estabilidad en Nicaragua y para que las familias que están recibiendo una vivienda la sigan recibiendo, familias que han vivido en champas de plástico que ahora tienen una vivienda sencilla, pero ya es una vivienda. Para que se puedan seguir desarrollando más centros de salud, más puestos de salud, más hospitales para atender a la gente que no puede pagar un hospital privado; que se sigan multiplicando las escuelas, porque a pesar del daño que el imperio con sus terroristas aquí le han provocado a la economía, este es un pueblo que sabe asumir los retos con firmeza, y sabe escalar las más altas montañas, es decir sabe asumir, enfrentar y superarse frente a los grandes desafíos”, añadió.

Aseguró que el gran desafío que tenemos hoy aquí, hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, es más allá de banderas políticas partidarias, es la unidad el pueblo, la unidad de la nación, la unidad de las familias para defender la paz, unidad para la paz y con unidad para la paz, las condiciones para que la economía, la economía más pequeña hasta la economía más grande vayan restableciéndose, vayan fortaleciéndose y que retomemos como ya estamos apuntado en esa dirección, retomemos el camino del crecimiento económico con crecimiento social que veníamos transitando, veníamos construyendo desde el año 2007 hasta abril del 2018. Ese es el reto que tenemos y para eso todos unidos y para eso con firmeza, decir aquí no se rinde nadie, aquí no se rinde nadie. Y eso lo tengan claro los yanquis y los vendepatrias, aquí no se rinde nadie”.

También recordó a los que amenazan con paro indefinido, “bueno ya dijimos y lo repetimos cuando han llamado a esos paros y dicen que tiene que cerrar porque si no les queman los establecimientos, y ya lo dijimos y lo volvemos a repetir: aquí el estado garantiza que da la seguridad, la protección a todas las empresas, a todas las actividades económicas, productivas, sociales, para que sigan trabajando con normalidad y que no vengan los terroristas a querer imponer un paro, aquí no se va a repetir la historia de abril, aquí ya no se va a repetir la historia de abril, eso debe quedar totalmente claro y tenemos los instrumentos legales, jurídicos para defender la paz y la estabilidad de todos los nicaragüenses, de todos los nicaragüenses de todos los estratos económicos, sociales, desde el más rico hasta el más pobre, desde el creyente hasta el no creyente. Tenemos la fortaleza para asegurar paz y estabilidad para todos los nicaragüenses”

La vocación de servir a la patria y al pueblo

Hoy queridos hermanos nicaragüenses, estamos en esta doceava graduación de cadetes licenciados en ciencias policiales dedicada al legado de la compañera teniente Zayra Julissa López, heroína de la paz y la seguridad”, dijo.

Destacó que cada policía tiene una vocación de servicio tan grande “que yo diría, asumir la vocación de servicio, de trabajo de parte de un joven, de un muchacho para incorporarse a la policía o al ejército, es asumir la vocación de servicio que pone a disposición del pueblo la vida misma del servidor, el servicio. Esa es la conciencia, es la actitud, es decir es una disposición, una vocación de servir al pueblo, a la familia para darle seguridad, para lograr que Nicaragua siga siendo, como lo es, el país más seguro de la región”, resaltó el presidente Daniel Ortega al hablar de la labor policial.

Añadió que en este día especial está la presencia y el legado de los compañeros y compañeras policías héroes de la paz que fueron asesinados en el año 2018 “compañeras y compañeros asesinados por los terroristas, compañeros que tienen familia, son seres humanos que vienen del pueblo”.

La policía está hecha de la sangre y con el corazón de las familias trabajadoras, de las familias humildes del pueblo nicaragüense y recordamos a los 24 compañeros”.

En su mensaje el presidente rindió homenaje a cada uno de estos compañeros policías héroes de la paz y el amor, leyendo el nombre de cada uno de ellos.

Entre estos el capitán Hilton Rafael Manzanares Alvarado de 33 años; la Inspectora Juana Francisca Aguilar Cano de 19 años; al inspector Abelino Guevara Obando de 38 años; al teniente Douglas José Mendiola de 26 años; teniente José Abraham Martínez de 21 años, al teniente Carlos José Zamora Martínez de 36 años; al teniente Dixon Bismarck Sosa Enríquez de 43 años; al teniente Marcos Antonio González Briceño de 41 años y al teniente Jean Kerry Luna Gutiérrez de 29 años.

También mencionó a la teniente Zayra Julissa López de 38 años, al inspector Aarón Urrutia de 32 años, al suboficial Allan Alexander Rodríguez Hernández de 31 años; al teniente Martín Ezequiel Sánchez Gutiérrez de 39 años; teniente Hilario de Jesús Ortiz Zavala de 30 años; inspector Faber Antonio López Vivas de 23 años; comisionado Luis Emilio Bustos López de 58 años, teniente Lenin Ernesto Olivas Alaniz de 29 años; teniente Marlon José Requenez López de 39 años; inspector Faustino Téllez Vargas de 56 años, teniente Gabriel de Jesús Vado Ruiz de 23 años, inspector Kelvin Javier Rivera Laínez de 24 años; inspector Luis David López Hurtado de 24 años, suboficial Carlos David Mercado de 21 años y al inspector Kendell Dorrel Forbest Wilson de 23 años.

El comandante Daniel Ortega también mencionó a los otros compañeros policías que cayeron en el cumplimiento al deber defendiendo a las familias, a la paz y la tranquilidad en este 2019, entre esos al teniente José Luis Montenegro Macis de 34 años; inspector Carlos Iván Tenorio Obando de 23 años; inspector Jonathan de Jesús Narváez de 26 años; inspectora Karina Vanesa Ramírez Herrera de 25 años, inspector Jorge Isaac Centeno de 25 años; teniente Roberto José Padilla Ardón de 43 años; teniente Anastasio Cárdenas Ochoa de 45 años; policía Melvin Castro de 33 años; inspector Maximiliano del Socorro Morales Urbina de 34 años; inspector Luis Alexander Mendieta Alemán de 21 años y el teniente Carlos Alberto Suce Ortiz de 32 años.

Ellos son carne de nuestra carne, sangre de nuestra sangre y nos acompañan en estas luchas que estamos librando y que seguimos librando por la paz del pueblo nicaragüense”, manifestó el comandante Daniel al honrar a cada uno de los oficiales héroes de la paz y el amor.

El presidente comandante Daniel Ortega en nombre del pueblo y de cada uno de los trabajadores, de los campesinos, los pescadores, los trabajadores por cuenta propia, los maestros, los trabajadores de la salud y aquellos que laboran en las diferentes empresas productivas y de servicios, rindió promesa de ley y juramentó a cada uno de los nuevos oficiales graduados en esta promoción que se incorpora a la Policía Nacional.

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE

COMANDANTE CADETE