La unión Nacional de Estudiantes (UNEN) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU), rindieron homenaje a los estudiantes Jerónimo Urbina y Porfirio Ramos, en el 24 aniversario de su tránsito a la inmortalidad.

Luis Manuel Andino, presidente de la UNEN, reafirmó el respaldo al amplio programa de políticas del Gobierno sandinista para mantener una educación gratuita y de calidad que beneficia a todos los nicaragüenses.

Asimismo, reconoció el legado de los estudiantes caídos por participar en esa importante lucha para la comunidad universitaria.

unen

Este gobierno ha respetado la entrega de acuerdo a lo establecido en la ley que es el 6% constitucional y además de eso ha aportado al desarrollo de la comunidad universitaria”, dijo Andino.

Durante el acto participaron miembros de la Unión de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), universidades integradas al Consejo Nacional de Universidades (CNU).

También se realizó la entrega de reconocimiento a Maribel Duriez González, presidenta del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación por su destacada labor como dirigente estudiantil en la década de los 80.

Como dirigente estudiantil y docente universitaria el legado más importante es seguir luchando por la revolución, por los derechos que han sido restituidos por el comandante Daniel y la compañera Rosario, seguimos avanzando”, dijo Maribel Duriez.

La masacre estudiantil ocurrió el 13 de diciembre de 1995 frente a la Asamblea Nacional, cuando los estudiantes demandaban el derecho constitucional del 6% y la autonomía universitaria, durante los años de gobiernos neoliberales.