Más del 54 por ciento de los recursos destinados en ley anual de Presupuesto General de la República, que fueron aprobados por la Asamblea Nacional, están destinados al combate y lucha contra la pobreza y a la restitución de los derechos del pueblo nicaragüense.

El presupuesto 2020 tiene una proyección de ingresos por el orden de los 79 mil 199 millones de córdobas y uno de gasto por los 80 mil 901 millones, con un déficit de “prácticamente en cero”.

El diputado y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto Wálmaro Gutiérrez explicó que el PGR 2020 está basado en seis pilares fundamentales:

-Más y mejor salud

-Más y mejor educación

-Mayor fortalecimiento de la seguridad ciudadana

-Incremento de recursos para fortalecer y ampliar la seguridad ciudadana

-Apuntalar la actividad productiva agropecuaria para incrementar exportaciones y dar seguridad alimentaria al pueblo nicaragüense

-Mayores recursos para construcción y/o mantenimiento de carreteras y caminos productivos.

“El acceso a la salud gratuita y de calidad la sigue garantizando el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, igual sucede con la educación. También se garantizan fondos para construir más y mejores carreteras, igual se quiere que los nicaragüenses vivamos en paz y con seguridad en las calles y barrios y existen recursos importantes canalizados al sector productivo agropecuario para seguir garantizando la comida de los nicaragüenses”, dijo el diputado Wálmaro Gutiérrez.

También subrayó que el presupuesto asigna recursos para mantener programas tan importantes como la mochila escolar, la merienda escolar, el bono productivo, el usura cero, el subsidio de transporte, el 6% constitucional para las universidades, subsidio para la energía eléctrica, para los jubilados y pensionados.

“Por otro lado se garantizan más y mejores recursos para seguir electrificando nuestro país. Es importante y hay que hacer un especial reconocimiento a los trabajadores de Enatrel, del Ministerio de Energía y Minas que han realizado un trabajo altamente positivo en la tarea de llevar electricidad a los lugares más alejados de la capital”, agregó.

Comunidad internacional sigue respaldando presupuesto

En este sentido recordó que cuando asumió el FSLN la administración de Nicaragua existía una cobertura eléctrica del 57% y desde el 2007 al cierre del 2019 se cerrará al 97% de cobertura nacional, además de incrementar la generación de energía limpia.

“Tenemos más recursos para la cartera social, se sigue manteniendo el 54% del presupuesto general está dirigido al gasto social. Por otro lado los recursos que se están presentando para el 2020 están plenamente garantizados”.

Para el próximo año Nicaragua contará con el apoyo de 24 naciones o instituciones internacionales que respaldan el proceso de desarrollo.

“El GRUN ha sido el único gobierno que ha reducido la pobreza general del 48 al 24% y la pobreza extrema del 17 a menos del 6% y esto la comunidad internacional lo sabe y por eso siguen respaldando la gestión del presidente Daniel Ortega que ha sido el único presidente y ha sido el único gobierno que ha podido reducir pobreza y pobreza extrema en nuestro país”, detalló.

El diputado José Antonio Zepeda, presidente de la Comisión de Educación, resaltó que el presupuesto orienta mayores recursos al sistema público de educación, fortaleciendo la enseñanza del inglés, capacitación a maestros, más de 500 nuevas plazas para maestros, continuidad de merienda y mochila escolar, además de mejorar ambientes escolares y construcción de nuevas escuelas.

“Gracias a Dios cerramos el año escolar 2019 con gran éxito en paz, en tranquilidad, en armonía y reconociendo a las familias a través del bono de bachiller a 64 mil estudiantes que concluyeron sus estudios de secundaria. Esos bonos fueron cobrados por todos los estudiantes según el informe de los bancos y esto es el reconocimiento que se hace a este gobierno que vela por los pobres, por los que tienen menos recursos”, puntualizó Zepeda.

Hay que resaltar que más del 86% del presupuesto está financiado por recursos internos, es decir fondos del pueblo trabajador nicaragüense.