Con el objetivo de analizar y contrarrestar los fenómenos naturales y provocados por el hombre que ocasionan daños al medio ambiente, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) desarrolló el Taller Nacional de Evaluación de Daños y Pérdidas Ambientales, en el que participan todas las delegaciones territoriales y la comisión interinstitucional.

Kenneth Lozano, miembro de la Unidad de Emergencia Ambiental de Marena, señaló que el encuentro les permite homologar los planes y protocolos de atención a las zonas donde se registren los desastres y fortalecer los mecanismos de trabajo a través de la puesta en práctica de resoluciones aprobadas tiempo atrás.

Contamos con una resolución en la que se establece que cada vez que se presente un fenómeno de gran magnitud como inundaciones, deslizamientos, derrames de combustible, incendios forestales, nos mandata a cumplir con una matriz que nos permite evaluar el valor del daño ambiental, con el que se toman medidas para recuperar los daños, ya sean naturales o antrópicos (causado por el ser humano), dijo.

El encuentro contó con la participación de la Dirección general de Bomberos (DGB) que desempeñan un rol fundamental a la hora de enfrentar los desastres naturales y provocados, así lo refirió el capitán Carlos Meza, quien destacó que como institución cuentan con un protocolo de actuación.

Nuestro protocolo nos permite trabajar de manera articulada para subsanar y dar una respuesta eficiente con conocimientos a la población, además de minimizar el impacto ambiental y garantizar las condiciones de vida de las familias que habitan cerca al sitio donde se presenta el desastre”, subrayó.