Cada siete de diciembre los nicaragüenses católicos preparan su bolsito o mochila, calzado cómodo, unas matracas, un novenario y su voz para salir a cantar en La Gritería en honor a La Purísima Concepción de María, como preámbulo al 8 de diciembre, día que la Iglesia Católica designó para la virgen.

En Managua la gente “Grita y canta”

En Managua La Gritería a La Purísima inicia a las seis de la tarde con "¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!". Cohetes y pólvora de todo tipo se escucha en los barrios de Managua.

Grupos de gente salen a visitar las casas y le dedican a la virgen una o tres canciones, unas afinadas y otras más bien gritadas, posteriormente, el dueño de casa sale a dar La Gorra en agradecimiento.

La Gorra es muy variada puesto que pueden dar caña, limones, cajetas, ayote en miel, comida, granos básicos, panas, tazas, vasos, cubiertos y todo lo que esté a la imaginación del celebrante.

En Managua es muy particular que se haga la Purísima después del 8 de diciembre, incluso pueden realizarla en los primeros seis días de enero.

griteria2

En Granada hacen procesiones

En Granada a la Virgen la celebran comunalmente, es decir, de barrio en barrio. Cada día le toca a un barrio cantarle a la Inmaculada. El noveno día, todos se acercan al centro de la Ciudad, de ahí parte la procesión que recorre las calles principales.

En León no se canta

En León, La Purísima es plebiscitaria. Grupos de personas recorren casa a casa donde tienen las familias colocados altares en honor a la Virgen. Es en el Laborío y Sutiaba donde la fe mariana se desborda en su máxima expresión. Es curioso que en León solo se diga "¿Quién causa tanta alegría?" Y el dueño de casa responde "¡La Concepción de María!". Esto basta para que inmediatamente llegue a sus manos la gorra compuesta de dulces.

En León y Managua destaca la elaboración de bellos y artísticos altares, llenos de misticismo y colores.

leon-nicaragua

A estas fiestas marianas las acompañan expresiones folkcóricas propias de Nicaragua. En León quien ha vivido La Gritería se ha admirado con la famosa gigantona y el enano cabezón, que al son de tambores y coplas divierten a los presentes.

En Masaya salen a las doce del medio día

En Masaya no esperan el famoso grito del obispo. Los masayas inician al medio día su recorrido. En las casas dan chicha de maíz, fresco de leche con jengibre, juguetes como matracas, indios, maracas, chischiles, cajetas, canastitas, ayote en miel.

Influencia de mariachis en el norte

En el norte de Nicaragua se han caracterizado por ser Purísimas sencillas. En Sébaco y en Somoto adornan el altar con una flor llamada chilincoco.

En el norte es muy común escuchar música mariana tocada por mariachis.

En la Costa Caribe

En la Costa misquita también se vive la devoción al a Virgen. Aunque la población católica de esta zona caribeña del país es pequeña, no deja de vivirse con emoción.

Es importante destacar que los honores a la Purísima Inmaculada Concepción de María es mundial en esas fechas, sin embargo, en Nicaragua es única la celebración a la Purísima con la tradicional Gritería.

A esta Gorra se le suma cada día la modernidad. Hay personas que prefieren dar artículos de limpieza, de higiene personal, joyería, juguetes modernos, jugos enlatados o comida, no obstante, el especialista en cultura, Wilmor López, resaltó que los nicaragüenses marianos no deben dejar a un lado la identidad que hace única la Gritería en honor la Purísima Inmaculada Concepción de María.