El gobierno de Nicaragua entregó este martes 67 títulos de propiedad a pastores de iglesias evangélicas, para que los edificios en los que se congregan los hermanos cristianos cuenten con toda la seguridad jurídica necesaria.

De acuerdo con la alcaldesa de Managua, Compañera Reyna Rueda, se trata de los esfuerzos del Gobierno del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario de ir entregando poco a poco títulos de propiedad a las familias que lo demandan, pero también a instituciones religiosas de otra índole de gran interés para los nicaragüenses.

Al respecto señaló que ahora pueden tener la seguridad de poder invertir en estas propiedades, ampliando o mejorándolas, para garantizar mejores condiciones tanto para el inmueble como para el conglomerado que las visita.

EVANGELICOS1

“Ellos se preocupan también y acompañan a los pastores, a los hermanos a apoyarlos en la gestión del título y todos se unen y piden este apoyo”, refirió la alcaldesa.

La compañera Wendy Morales, Procuradora General de la República, recordó que algunas iglesias se han asentado en espacios que alguna vez fueron áreas verdes o en otros espacios.

Asimismo, dijo que la mayoría de las iglesias que reciben su título están mayoritariamente en Managua, también se entregó a otros de Masaya, Rivas, Chinandega, Madriz, León y otros departamentos.

EVANGELICOS1

El pastor Rafael Arista, superintendente de las Asambleas de Dios, refirió que se trata de una entrega de gran valor pues está destinado a templos en donde se alaba al Señor.

“Donde se reúne gente, mucha gente y queremos darle gracias a Dios por este gesto de solidaridad, de interés por las cosas espirituales en este país”, refirió.

El Gobierno de Nicaragua ha entregado ha entregado solo hasta el mes de noviembre 56 mil títulos de propiedad en el país y la meta para 2019 son 70 mil.

De acuerdo con Arista, hace unos 20 años la población evangélica en Nicaragua representaba un estimado de 16% del total de la ciudadanía, mientras que en los tiempos actuales la cifra es de entre 45% y 50% de los nicaragüenses.

EVANGELICOS1