Autoridades de Sonoma (California, EE.UU.) ordenaron el sábado la evacuación de al menos 180 mil residentes de localidades cercanas al incendio forestal masivo Kincade, en el norte del estado.

Según la Oficina del Sheriff local, se espera que sea la mayor evacuación en el condado en más de 25 años. Sonoma es una de las zonas de mayor producción vinícola de EE.UU.

Por otro lado, la empresa de servicios públicos más importante del estado comenzó a cortar el suministro eléctrico para unos 2,35 millones de personas debido a los pronósticos de vientos fuertes y peligro extremo de incendio.

El Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California advirtió que los vientos podrían conducir a un "comportamiento errático del fuego". Este fin de semana, algunas ráfagas de viento podrían superar 120 kilómetros por hora.

Según el Departamento de Bomberos de California (Cal Fire), el fuego, que comenzó el miércoles por la noche, estaba contenido en apenas 10% este domingo por la mañana, en medio de condiciones climáticas excepcionales que fomentan su propagación.

“Esto es definitivamente un evento que estamos llamando histórico y extremo. Lo que lo hace realmente especial es la cantidad de tiempo que estos vientos van a mantenerse”, explicó David King, del Servicio Nacional del Meteorología de la oficina de Monterrey.