Con el objetivo de seguir promoviendo el arte y la cultura en todas y cada una de sus ramas, el teatro Nacional Rubén Darío junto con la Compañía de Ballet Nacional pondrán este 30 de octubre en escena, en la sala mayor, Carmen, la ópera del maestro Georges Bizet creada en el siglo XIX y por primera vez presentada como ballet en 1967.

Carmen no es la historia de la mujer fatal, diabólica, coqueta, seductora, como se ha querido interpretarla. Carmen es el concepto de la mujer apasionada, que encuentra en la sociedad que la rodea un marco estrecho de comportamiento.

Carmen, su versión original, es para ópera, pero hace mucho tiempo se hizo una versión para ballet en cinco actos. Lo importante de esto es la diversidad de espectáculo y la programación que está teniendo el Teatro Nacional Rubén Darío ya bastante activado después de tanto esfuerzo de remodelación, dijo el maestro Ramón Rodríguez, director del teatro Rubén Darío.

En este espectáculo, tanto el ballet como el cuerpo de baile, los músicos, la orquesta son todos nicaragüenses. La Dirección artística recae sobre el maestro William Herrera y la dirección musical sobre el maestro César Bermúdez. Nos embarga la alegría de trabajar con artistas nicaragüenses y predomina la juventud, son nuevos valores, agregó Rodríguez.

El maestro William Herrera, director de la Compañía de Ballet de Nicaragua manifestó que todos los protagonistas de esta puesta en escena de Carmen están muy contentos de traer al pueblo nicaragüense este tipo de obras universales.

El ballet Carmen tuvo su estreno mundial en el Teatro Bolshoi de Moscú, en 1967.