A 42 años de el tránsito a la inmortalidad del comandante Pedro Aráuz Palacios la llama de su legado sigue viva y es retomada por una nueva generación de hombres y mujeres comprometidas con la paz y el progreso del pueblo.

Como un gesto simbólico en honor al comandante Federico fue cargada una antorcha desde el punto donde fue abatido por la guardia somocista hasta Masaya.

La tea fue llevada por jóvenes miembros de la brigada motorizada quienes han asumido el compromiso de seguir siempre firmes con la Revolución.

Odalis Blandón, una de las jóvenes miembros de la brigada refirió que se trata de una llama que representa la libertad por la que lucharon los héroes y mártires de la Revolución.

"Nuestro compromiso es mayor hoy más que nunca, para seguir trabajando por la libertad, por la sangre que los héroes y mártires derramaron", señaló.

El alcalde de Tipitapa, César Vásquez explicó que este día se tiene preparado un amplio programa para conmemorar el legado del comandante Aráuz.

Además el domingo habrá una movilización en la que participarán dirigentes del FSLN.

Una vez en la rotonda Las Flores fue recibido por el sandinismo de la Cuarta Región y continuó su camino hacia Diriomo, ciudad natal del héroe sandinista.

Avanzada la mañana también los CLS institucionales, de barrio y distintas expresiones del sandinismo en el municipio depositaron ofrendas florales en el sitio de su caída en combate.

El ministerio de Gobernación se hizo presente en esta fecha que también coincide con la de su fundación.

El Prefecto Julio Guillermo Orozco, Director general del Sistema Penitenciario recordó que el comandante Pedro Aráuz dedicó toda su vida a la liberación del pueblo.

"Fue un baluarte en la organización, en el trabajo duro del Frente Sandinista en la clandestinidad para lograr el triunfo de la Revolución Popular Sandinista", refirió.

.