Con la presencia de poetas, escritores, historiadores, artistas plásticos y familiares, el Instituto Nacional de Cultura rindió homenaje al escritor nicaragüense Amaru Barahona Portocarrero, quien fue nombrado Patrimonio Humano de la Cultura Nicaragüense.

Barahona Portocarrero pasó a otro plano de vida a los 80 años el pasado 24 de septiembre en San José, Costa Rica, nación donde vivió sus últimos años dedicado a la docencia. Amaru fue un escritor de izquierda, un intelectual e investigador nato.

Sus amigos intelectuales y escritores lo califican como un hombre muy respetado en el mundo de las letras, un acérrimo conocedor de la cultura y de las artes.

Desde el salón Augusto C. Sandino del Palacio de la Cultura, las autoridades del INC le rindieron homenaje con una serenata de música nicaragüense interpretada por la Orquesta Nacional de Nicaragua. Se leyó una semblanza biográfica y el historiador Jorge Eduardo Arellano leyó un ensayo cultural dedicado a la memoria de Barahona Portocarrero, hijo del afamado caricaturista Chilo Barahona.

Estamos con su familia, con su hermano Raúl y su hermana Clarisa, sus sobrinos, porque de manera humilde los trabajadores de la cultura, los intelectuales nicaragüenses le rendimos este tributo donde le vamos a reconocer como un tesoro humano de la cultura nicaragüense de forma póstuma, manifestó el codirector del INC Luis Morales.

Barahona Portocarrero junto al maestro Alejandro Arosteguí fundaron en los años 80 el grupo Praxis, en donde se agremiaron los escritores, los intelectuales y artistas plásticos que dieron a conocer la Revolución Sandinista desde la cultura y el arte.

Roger Pérez de la Rocha manifestó que su amigo Amaru Barahona fue un gran defensor de la cultura nicaragüense y sobre todo un gran nacionalista que recriminaba fuertemente al imperialismo.

Siempre que hablaba no desperdiciaba palabras y hasta el final de sus días asumió una actitud militante, un intelectual de izquierda orgánico y militante. Defendió a la agredida Venezuela y asumió una actitud solidaria con el robo descarado que le hizo el imperialismo y defendió en estos días la causa sandinista y no andaba con medias tintas, les decía mercenarios nicaragüenses a los golpistas y así les llamaba como golpistas. Fue un hombre bien centrado y cuando empleaba los términos era contundente totalmente, manifestó Pérez de la Rocha al resaltar el patriotismo del escritor.

Don Raúl Barahona Portocarrero agradeció al INC por rendir tributo a la figura y obra de Amaru, a quien señaló que desde niño y muy joven mostró una inclinación fuerte hacia la literatura. Amaru Barahona escribió los libros "Estudio sobre la historia de Nicaragua" y "El Problema Agrario en Nicaragua", entre muchas otras obras.