En el año 2020 se propone enviar a la Estación Espacial Internacional (EEI)  un robot humanoide, este proyecto está a cargo de la Agencia Aeroespacial Japonesa (JAXA). 

Japón se ha propuesto crear y enviar este robot, es así que se convertirá en el tercer país  que manda dicha innovación.

El robot que enviará Japón a la estación espacial será controlado desde la tierra y copiará los mismos movimientos que haga el operador terrestre.

Los Estados Unidos enviaron un robot en 2011 mientras que Rusia lo envió en septiembre del corriente año.

El nombre del robot estadounidense es Robonaut-2 y el robot de Rusia se llama Fedor.

Fedor el robot de Rusia en la estación espacial realizó diversas tareas como conectar cables eléctricos, usar un taladro e incluso usar una toalla.

Los robots son un complemento importante para el país de Japón, este país le brinda la confianza a las diferentes máquinas que han inventado en los ámbitos de mano de obra y servicios personales.

Hablar de Japón es referirse al paraíso o imperio de los robots según Kazuhito Yokoi, director del Instituto de Investigación de Sistemas Inteligentes la industria robótica de Japón es potente debido a las compañías de automóviles potentes que el país posee.

Entre las empresas potentes de este país tenemos a Toyota, Nissan o Suzuki que son las más reconocidas a nivel mundial, estas empresas se han integrado al mundo de la robótica de igual manera.

Expertos señalan que a los japoneses les encantan los robots porque se criaron viendo dibujos animados o mangas donde se observaba que estas máquinas ayudaban a los humanos a superar diversos problemas.

Japón se convertirá en el refugio de los humanoides o máquinas, son los mayores usuarios de robots. Esta sociedad además de esperar a los robots con las manos abiertas, los utilizan como herramientas fundamentales que colaboran a satisfacer las necesidades y sobrevivir en las tareas del día a día.