En los últimos años el Gobierno sandinista a través del Ministerio de Salud (Minsa) implementa un modelo de atención con enfoque en la medicina alternativa que ha generado importantes avances siendo uno de ellos el desarrollo del IV Congreso Internacional de Medicina Natural, Tradicional Ancestral y Terapias Complementarias.

En el desarrollo del encuentro, el doctor Enrique Beteta, viceministro de salud, señala que entre los grandes logros de Nicaragua es la puesta en marcha del diálogo e intercambio con especialistas de países hermanos, así como la creación la red de clínicas de medicina alternativa alcanzando 258 a la fecha.

La conexión que hoy tenemos con la medicina natural, ancestral y tradicional, nos permite volver a nuestras raíces, a nuestro entorno y revivir las prácticas que en otros tiempos fueron olvidadas. Tenemos que tener el espíritu de amor de nuestros ancestros lo cual generará amor y armonía en el entorno”, subrayó.

medicina2

Entre los participantes se encuentran delegaciones de los pueblos originarios de Bolivia y Nicaragua, los que ven como positivo el objetivo del gobierno nicaragüense de retomar prácticas médicas a través del uso de elementos proveídos por la Madre Naturaleza, así como la importancia de mantener viva la unidad y el amor entre los pueblos y comunidades.

La medicina alternativa es una solución importante, ancestral y es a través de ella que nos enfocamos en el abordaje de enfermedades como la diabetes y los médicos tradicionales contamos con mecanismos que permiten frenar un poco los daños que la enfermedad ocasiona”, expresó Abelino Cox, investigador cultural miskito.

La medicina cultural y ancestral forma parte de nuestra vida, pero también es parte de nuestra resistencia cultural dentro de la Revolución Democrática y Cultural que estamos acompañando junto al hermano presidente Evo Morales. En Nicaragua la voluntad política y la voluntad social están trabajando juntas para construir salud”, dijo Vivian Camacho, especialista en interculturalidad y salud de Bolivia.