La compañera vicepresidenta Rosario Murillo, recordó hoy con reverencia y admiración, al Dr. Salvador Allende, al que calificó como Héroe de Nuestra América Caribeña, quien cayó defendiendo la dignidad de la patria chilena.

11 de septiembre, cómo no recordar hoy con reverencia, con admiración ilimitada al Dr. Salvador Allende, dijo la compañera Rosario Murillo.

Como él mismo dijo, pagó con su vida la lealtad al pueblo, añadió.

Tengo la certeza, dijo el héroe de Nuestra América, inspiración de nuestra América Caribeña, Salvador Allende, tengo la certeza que la semilla que entregamos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente, resaltó la compañera vicepresidenta.

Lo dijo mientras defendía el Palacio de la Moneda, donde llegó con los votos de su pueblo en las elecciones de 1970”, expresó. “No daré un paso atrás, dijo Allende, y que lo sepan, no daré un paso atrás”.

La compañera Rosario Murillo expresó que todos recordamos su heroísmo, su dignidad, la fortaleza, la grandeza de su espíritu, el martirio y recordamos sobre todo el carácter con el que supo enfrentar esas fuerzas malignas que impusieron a aquel hermano país una terrible dictadura de 17 años.

Siempre estaré junto a ustedes, dijo Allende, rememoró la compañera Rosario. Y así es, siempre está junto a Chile, su pueblo, junto a todos nosotros que creemos en la paz, la justicia, el amor, los derechos de todos. Que viva Salvador Allende. Que permanece entre nosotros como ejemplo de dignidad, de grandeza humana, decíamos.

Que viva Salvador Allende porque vive en la conciencia que crece, en la conciencia invicta de su pueblo y de nuestros pueblos, concluyó la vicepresidenta Rosario Murillo.