El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), informó que los días lunes y martes se esperan buenas probabilidades de lluvias en diferentes partes del territorio nacional, producto de bajas presiones y del ingreso de la nueva onda tropical, número 35.

El director de meteorología de Ineter, ingeniero Marcio Baca, dijo que “posteriormente tendremos una pequeña reducción nuevamente de lluvias, puesto que las bajas presiones van a debilitarse y pasaremos a un fin de semana con posiblemente un poco de lluvias de nuevo, producto de la aproximación de una nueva onda tropical”.

Asimismo, el compañero Baca brindó detalles de las lluvias que se presentaron ayer domingo en diferentes partes del territorio nacional, las que fueron más abundantes en el Caribe Sur y en el Pacífico; esto logró una reducción de las máximas temperaturas presentadas en el occidente y en la parte central del país.

Este video te puede interesar: 

Las máximas temperaturas registradas se han dado en León con 36 grados, luego el resto de municipios aquí en el Pacífico las temperaturas se han disminuido hasta los 34 grados. Las temperaturas que se han mantenido en algunos sectores también del norte, Jinotega, que venía registrando temperaturas bastante altas. Las temperaturas máximas se han reducido a los 29 grados, Juigalpa 34 grados, mientras que el resto del caribe se mantiene en 33 grados y esperamos que sea esa la temperatura que predomine en estos días”, manifestó Marcio Baca.

Cabe mencionar que las lluvias presentadas el pasado fin de semana fueron ocasionadas por el paso de una onda tropical, que ya ha salido del territorio y que esta mañana se encuentra en las aguas del Pacífico nicaragüense.

El ingeniero Baca agregó que los mares mantienen su normalidad con olas de 2 metros de altura.

Dorian debilitado

De igual forma informó que el Huracán Dorian se degradó a un centro ciclónico extra tropical y se encuentra fuera de las zonas tropicales y tierra.

Además, dio a conocer la formación de dos disturbios tropicales, uno de ellos se encuentra en el Atlántico norte y el otro al norte de las Antillas Menores, estos no representan ningún peligro en el territorio nacional, sin embargo, se mantienen en observación para conocer su evolución en los próximos días.