Una humilde mujer que dejó Estelí hace 31 años para venir a la capital logró cumplir gracias al Gobierno sandinista y al apoyo del pueblo de la República de China (Taiwán) el sueño de tener una vivienda digna que le permita dejar en el pasado las infinidades de veces que la lluvia entraba por su viejo zinc lleno de agujeros.

Clara Benavidez, de 47 años, y su familia compuesta por otras ocho personas, son los nuevos protagonistas del programa de Viviendas Dignas que ya ha entregado 152 en los distintos barrios de Managua.

En el populoso barrio Georgino Andrade del Distrito Seis, se vivió una tarde de mucha alegría, cuando los vecinos de doña Clara se reunieron para felicitarla por recibir su nuevo hogar, una vivienda recién construida y entregada por alcaldesa Reyna Rueda y el embajador de Taiwán, Jaime Chin-Mu Wu.

vivienda

Aquí en el Georgino, como mencionaba, son 12 viviendas con la de ahora la familia Flores, con la de don Miguel y doña Clara, pero nosotros con la solidaridad y hermandad que tenemos con la embajada de Taiwán, con ese hermano pueblo de la República de China-Taiwán vamos entregando 152 al día de hoy. Por lo tanto, vamos avanzando tanto cumpliéndole a la población con los proyectos del PIA 2019 (Plan de Inversión Anual 2019) y además entregamos 4 viviendas semanales con el embajador”, resaltó la compañera Rueda.

Para mí fue una sorpresa y Dios así las quiso usar a las autoridades, tocar el corazón de ellos para hacer realidad mi sueño de tener una casa. Agradezco al presidente Daniel Ortega, a su esposa Rosario Murillo y creo que sí hay una preocupación por los pobres, han hecho grandes cosas”, mencionó doña Clara que también ha sido beneficiada con otros programas socioeconómicos, ya que hace un par de años, doña Clara pudo bachillerarse gracias al programa de secundaria a distancia al cual se inscribió de manera gratuita.

vivienda

Este gobierno ha hecho grandes cosas, yo me pude bachillerar de mi quinto año sin pagar nada. Todos nos beneficiamos, hay educación, salud gratuita y viviendas”, dijo Clara que solicitó en nombre de sus vecinos la construcción de un nuevo centro de salud para la comunidad.

El embajador de Taiwán destacó la alta sensibilidad humana del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario, que en representación del gobierno de Nicaragua se preocupan por las familias que tienen menos recursos.

Doña Clara y su esposo Miguel Flores se veían muy felices cuando en compañía de sus hijos, al recibir las llaves y el certificado que los acreditaba como propietarios de su nueva vivienda, lo que le permitirá un cambio en la calidad de vida de toda la familia, que es la principal razón del Buen Gobierno sandinista.

vivienda